Lo decía Van Morrison en una vieja entrevista de la época de “Wavelenght” (1978). Que no le interesaban las muertes por drogas o alcohol en el rock, que no le interesaba el malditismo y mucho menos formar parte del cliché “sexo, drogas y rock and roll”. Y la carta que ha hecho pública la ex esposa del recientemente fallecido va bastante en ese sentido.

Una sentida carta abierta en la que habla de la ruptura entre su familia y Scott, y urge a los fans a “no glorificar la tragedia de su muerte”.

El frontman de y Velvet Revolver fue encontrado cadáver en Minnesota el 3 de diciembre en su autobús de gira. Weiland tenía un largo historial de alcoholismo y de adicción a las drogas, aunque todavía no se han hecho públicas las causas de su fallecimiento.

Abajo, varios fragmentos de lo que ha escrito Mary Forsberg Weiland (casada con Scott entre 2000 y 2007) y ha sido publicado por Rolling Stone:

“El 3 de diciembre de 2015 no es el día en que murió Scott Weiland. Es el día oficial que el público utilizará para llorar, y fue el último día en que pudo estar ante un micrófono para su beneficio financiero o disfrute de los demás. La avalancha de pésames y oraciones ofrecidas a nuestros hijos, Noah y Lucy, ha sido abrumadora, apreciada e incluso reconfortante. Pero la verdad es que, como tantos otros niños, perdieron hace años a su padre. Lo que verdaderamente perdieron el 3 de diciembre fue la esperanza”.

“Muchos de estos artistas tienen hijos. Niños con lágrimas en los ojos, que experimenta pánico debido a que sus lloros no son escuchados. Vosotros podríais preguntaros: ‘¿Cómo lo íbamos a saber?' ¡Leemos que le encantaba pasar el tiempo con sus hijos y que había estado limpio durante años! La realidad, lo que vosotros no queréis reconocer, es que era un hombre paranoico que no podía recordar sus propias letras y que sólo fue fotografiado con sus hijos un puñado de veces en 15 años de paternidad”.

Scott con su familia

“En los últimos años, pude oír su tristeza y confusión cuando me llamaba a altas horas de la noche, a menudo llorando por su incapacidad de separarse de personas negativas y malas decisiones. No voy a decir que él pueda descansar ahora, o que está en un lugar mejor… Estamos enfadados y tristes por esta pérdida, pero estamos más devastados por lo que eligió renunciar”.

“Si eres padre no dar tu mejor esfuerzo, lo único que todo el mundo pide es que lo intentes un poco más fuerte y no te rindas. Progreso, no perfección, es por lo que rezan tus hijos. Nuestra esperanza por Scott ha muerto, pero todavía hay esperanza para otros”.

“Elijamos hacer de esta la primera vez que no glorifiquemos este tipo de tragedia con la charla del rock and roll y los demonios, que, por cierto, no tienen por que ir con él. Obviad la deprimente camiseta con el “1967-2015″. Utilizad el dinero para llevar a un niño a un juego de pelota o a tomar un helado”.