Este es posible que sea el último veo que veamos del genial J. J. Cale.