Esta es la mejor canción del ineludible Max Martin . Taylor Swift explota esa “delicadeza” a su estilo.