LA DECADENCIA DE ROCK IN RIO

"Rock me rio" decían los viejos aficionados acostumbrados a otra ética,coherencia y solidaridad con la calidad de los Festivales de antaño. En el tiempo de las marcas, los ejecutivos del marketing y la sociedad de consumo más estúpida que se recuerda, pedir inteligencia, imaginación buena música es una utopía.

No quería hacer una resaña de estos días del patético Rock in Rio ,el negocio de los brasileños y de Live Nation ,con paganinis como telefónica, que así se cree está más cerca de la "gente joven" . Pero, bueno, hablaré de lo que más o menos ha merecido la pena . De lo que no estoy dispuesto es a decir palabra de disparates como Manolo García- surrealista este artista(?) – ,El Canto de El Loco, Estopa y el "gordo" Alejandro Sanz.

Veamos.-

.- Probablemente, la actuación más digna,definida y moral de todo el disparate de Festival. Apoyado en sólo un par de acordes de su guitarra todavía destila el fuego de un compositor que jamás se ha rendido. De todas formas, no es lo mismo que con Crazy Horse. El también se debilita con el paso de los años.

.- Es una artista que se ha quedado en un anecdota ,en una perversa crónica de sociedad. Ni cantó bien ni se encuentra bien . Es como como una muñeca rota. Cierto es que jamás ha sido buena en directo. No se sabe mover no impone una impronta en el escenario ,pero el desprecio hacia su propio éxito la convierte en una prisionera. Es infinitamente mejor escucharla que verla.

THE POLICE.- Han sido los más preparados y los que más se han preocupado para salir actuar ante tantas miles de personas. El problema es que el sonido instrumental de un trio ,a pesar de que Andy Summers disparara en ocasiones su guitarra , a través de un midi con teclados, no se puede aguantar en un recinto tan grande. Suena a pobre,antiguo ,a pesar de la voz de ,que rebaja un par de tonos su voz , incapaz de aguantar el envite de sus viejas canciones. Profesionalidad , rigor ,pero son canciones de más de treinta años ,que tendrían que haber encontrado otra dinámica a manos de un grupo que sólo ha aparecido para ganar dinero.

.- Cuantas veces hemos escrito que se ha convertido en un impostor de sí mismo. Desde que descubrió la técnica de triadas para sus melodías para rebajar la tensión de sus conciertos, Dylan es un coñazo en directo. Le importa un pito que ya no se reconzcan sus canciones o que las manipule siempre para hacerse el maldito. Estamos hartos de su técnica.Es un simple aburrimiento.

FRANZ FERDINAND.- Es posible que fuera lo más interesante de todo el Festival. Tratan de buscar nuevas vías a su música ,pero están especialmente sobrevalorados. Lo que más me preocupa es que no sabía que tocaran tan mal en directo .Pero esa es una norma en la mayoría de los grupos actuales.

LENNY KRAVITZ.- Siempre me gustó mucho ,pero no tanto en directo, donde siempre está a expensas de sus propias limitaciones. Ahora precisamente no atraviesa por su mejor momento creativo. Es como si la propia abundancia de kilos en su cuerpo demostrara su dejadez , su falta de anhelo creativo. Como si se hubiera abandonado a sí mismo. De todas formas, es un buen compositor, un regular guitarrista y sabe ser honesto ,a veces…

Abajo, Roxanne de The Police, en el festival.