Sting le explicó a la BBC  qué lo que le impulsa a continuar escribiendo canciones y cómo se enganchó para hacer música dulce y dulce de “reggae” es su puñetera curiosidad. Pero, ya sabes, la curiosidad “mató al gato”.