LA «CRISSIS» DEFINITIVA DE LOS KISS ORIGINALES EN 1979

El baterista de Kiss, Peter Criss, saboteó deliberadamente tres de sus últimos cinco conciertos con la formación original de la banda, de los cuales el primero inició una semana de discusiones en el backstage que terminaron con Criss intentando atacar a un compañero de banda con una botella de champán rota.

Ultimate Classic Rock ha recordado la historia del final de los Kiss originales, su «Crissis» definitiva. A pesar de ser durante media década una de las bandas más populares del rock, Kiss se estaban desmoronando en diciembre de 1979 como resultado de toda clase de problemas personales. Criss y el guitarrista Ace Frehley ya habían expresado su deseo de abandonar el año anterior. Los cuatro miembros del grupo se tomaron un prolongado descanso y grabaron álbumes en solitario antes de intentar reunirse como una «familia feliz» en el LP «Dynasty», lanzado en mayo de 1979.

Sin embargo, no funcionó. Aunque el single principal con influencia disco «I Was Made for Lovin’ You» fue un éxito, Dynasty tenía un atractivo más disperso que los álbumes anteriores de Kiss y no parecía el trabajo de una banda unificada. Además, muchos de los fans originales de la banda desaprobaron la naturaleza tan comercial del nuevo sonido (Gene Simmons detestaba la canción) lo que derivó en una asistencia menor de gente a sus conciertos, incluso varios shows cancelados.

Resultado de imagen de kiss 1979

Las relaciones entre los miembros de Kiss se fueron deteriorando. El 8 de diciembre de 1979, durante el penúltimo show de la gira, Criss le hizo un gesto al líder Paul Stanley para que frenara el tempo a mitad de la canción.

«Lo que pensaron todos en la arena es que era yo quien está jodiendo a la banda», recordó Criss en sus memorias de 2012, Makeup to Breakup.

Aunque Criss concede que Stanley «podía tener razón», porque le había visitado previamente su traficante de cocaína y el asunto hizo que Criss se sintiera «un poco nervioso y probablemente tocando demasiado rápido», aún considera la reprimenda pública una «bofetada en la cara.»

Enfurecido, Criss intencionalmente ralentizó la canción a un ritmo lento, lo que provocó que Stanley hiciera un «gesto salvaje» para que volviera a subir el ritmo. «Dejé de tocar; ya no me importaba».

Según contó Stanley en sus memorias:

«Se pasó de la raya. Una cosa es sabotear las cosas fuera del escenario, y Dios sabe que había hecho mucho de eso. Pero esto fue diferente. Esto lo hizo frente a las personas que pagaban por vernos».

Según la versión de Stanley, Frehley y Gene Simmons también estaban «atónitos» por esta «traición», y votaron para echar a Criss de la banda de inmediato.

«No debí haber saboteado esa canción. Pero Paul podría haber esperado con facilidad, haber terminado el espectáculo y hablarme sobre eso en el vestuario. Me lo habría tomado muy bien. Pero la forma en que lo hizo fue tan femenino. Tenía que hacer que todos lo miraran amonestándome». 

Las cosas continuaron deteriorándose. En un concierto dos noches después en Jackson, Criss dejó de tocar sin explicación durante la interpretación de la canción en solitario de Stanley, «Move On».

«Estaba tan harto de ellos. Más tarde, en ese mismo concierto, después de cantar ‘Beth’, tiré el micrófono al suelo y volví a salir del escenario».

Dos noches después, en Biloxi, Criss decidió golpear caprichosamente a Simmons en la parte posterior de su cabeza mientras tiraba baquetas a la multitud cerca del final del set principal.

«No quise golpearlo con fuerza. Pero el extremo grueso de la baqueta le dio».

Durante el descanso previo al bis, Simmons le tiró a Criss una patada a la espinilla. Los dos intercambiaron algunas palabras gruesas antes de salir a hacer el primer bis. Corriendo detrás del escenario después, Criss preparó su venganza.

«Encontré una de las botellas de champán vacías de Ace y la rompí contra la mesa. Tan pronto como Gene entró en esa habitación, fui tras él con la botella rota, pero parte del staff intervino y me arrastró».

Después de que la banda se reagrupó de alguna manera para un segundo bis final, Criss dijo que él y Simmons «se dieron la mano a regañadientes, pero sabía que eso era todo… no había vuelta atrás. Terminamos los últimos dos shows de la gira de Dinasty sin incidentes. Pero Kiss, como el mundo lo sabía, había terminado «. El último espectáculo tuvo lugar el 16 de diciembre de 1979 en Toledo.

Simmons, Stanley y Frehley pronto despidieron a Criss, reemplazándolo con Eric Carr para la gira en apoyo de «Unmasked» de 1980.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Jhosep dice

    Excelente. Peyer criss es pésimo baterista y canta medio bién , además cocainómsno.
    Solo fue inicador, per Car y Singer le diero tripemente la vuelta

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.