Afortunadamente ya se ha recuperado de su infección bacteriana que lo ha tenido un tiempo alejado de los escenarios. El “Tigre de Gales” quiere volver, pero ahora ha sido la climatología la que ha impedido su regreso y ha tenido que cancelar otro concierto más.

Programado para presentarse en York el pasado viernes por la noche, el tiempo era demasiado peligroso para público y músicos. Incluso se ha dicho que el helicóptero en el que pensaba viajar el cantante no habría podido volar en condiciones desde su casa en Londres al Hipódromo de York, donde iba a tener lugar el show.

La última cancelación se produce después de que el músico de 78 años se viera obligado a cancelar varios shows a causa de esa inesperada infección que le llevó a un hospital.

El cantante volvió a meterse en su Twitter para disculparse con los fans.

“Estoy muy decepcionado por lo de York anoche y lo siento por todos vosotros”.

“Pero la tormenta es impredecible, peligrosa y causa estragos, por lo que es más seguro que hablar de algo trágico hoy. Espero veros pronto, estamos trabajando en ello”.

Resultado de imagen de tom jones 2018

Disculpas que a algunos fans no les han valido. Se quejan de la suspensión en el último momento, de haberlo preparado todo para ir a verle, viaje y alojamiento. Incluso alguno alegó que el tiempo había mejorado tras las iniciales tormentas eléctricas.

El Hipódromo de York ha ofrecido un “50% de reembolso” para los afectados. El próximo concierto de Tom Jones está programado para Turquía hoy lunes por la noche. A ver si esta vez lo consigue.