Más imaginación para mister E. en este “Rusty Pipes”cuenta  lo que sucede cuando un montón de chatarra quiere  vivir.