Cuando se aproxima la actuación de en el descanso de la (4 de febrero), el Consejo Televisivo de Padres ha publicado una curiosa carta abierta llamando al orden a Justin para que mantenga su actuación del domingo “sana y familiar”.

En el recuerdo de todos -sobre todo en el de los miembros del Consejo- el célebre “fallo” de vestuario (cualquiera se lo cree) de Janet Jackson en su actuación con Justin en la Superbowl de 2004 que dejó a Janet con una teta al aire. Muchos quedaron conmocionados, horrorizados, generándose un escándalo a nivel nacional.

En la carta, el Consejo – en línea similar a las viejas Ligas de Decencia que atacaban compulsivamente al rock and roll- hace referencia a las consecuencias de su actuación en la Super Bowl XXXVIII. Mencionan “la marca indeleble” que dejó en ellos y en sus hijos.

Aunque el Parents Television Council reconoce que Timberlake se disculpó por el incidente, le piden que se mantenga fiel a su palabra y no permita que vuelva a suceder. Quieren un show atractivo y seguro para toda la familia.

Resultado de imagen de justin janet jackson

Esta es la carta completa:

“Querido Justin,

Ha pasado mucho tiempo, casi 14 años, desde que tú, la Super Bowl y el Parents Television Council fueron mencionados en las mismas noticias. Mucho ha cambiado durante ese tiempo. Tú te convertiste en esposo y padre. Te convertiste en un generoso filántropo, tanto en el campo de golf como en el aula. Te has convertido en defensor de causas valiosas. Y nos has traído alegría a través de tu música y tus actuaciones en películas.

Pero aunque mucho ha cambiado, mucho permanece igual. Las consecuencias de stu actuación durante la Super Bowl XXXVIII han dejado una marca indeleble. Realmente nos echaste a nosotros, y a millones de padres que estaban mirando con sus hijos. El mal funcionamiento del vestuario, infame, fue la noticia más importante durante semanas, incluso en un momento en que la nación se había lanzado a la guerra en Iraq. Audiencias del Congreso y casos de la Corte Suprema siguieron. Los estándares para la indecencia en las ondas públicas todavía se debaten acaloradamente hoy.

A medida que nos acercamos al Super Bowl LII de este domingo y su espectáculo de medio tiempo durante el cual actuarás, te pedimos que mantengas el espectáculo del descanso amistoso y seguro para los niños que lo miren, y que quizás esperen emularte algún día. Los medios de comunicación han estado preguntándote sobre esto mismo, y nos sentimos alentados por tu respuesta de que los eventos de 2004 no van a suceder en 2018:

“Es solo una de esas cosas a las que vas en plan: ‘Sí, ¿qué quieres que diga?’ No vamos a hacer eso de nuevo”.

“Tropecé con eso. Para ser honesto, se me cruzaron los cables. Es solo algo que tienes que mirar y decir: ‘OK, bueno, no puedes cambiar lo que sucedió, pero puedes seguir adelante y aprender de ello’.

Nuestros hijos se enfrentan con contenido suficientemente dañino y explícito en los medios de entretenimiento actuales, contenido que sexualiza a nuestras hijas; violencia gráfica que connota aceptación como una respuesta a los conflictos de la vida; glamourización del consumo de alcohol y drogas por parte de los menores de edad; normalización de los niños utilizando duras blasfemias; y una letanía de otros mensajes que van en contra de los valores que la mayoría de los padres trabajan para inculcar a sus hijos. La Super Bowl, y particularmente su espectáculo de medio tiempo, debe ser el sello distintivo del entretenimiento que sea atractivo y un lugar seguro para toda la familia.

Gracias por considerar nuestro llamamiento urgente para un espectáculo de medio tiempo positivo, estimulante y entretenido el domingo. Porque nuestros niños están mirando. Buena suerte.

Sinceramente,

The Parents Television Council”.