Resultado de imagen de LENNON CYNTHIA

La misiva de a su ex esposa Cynthia, “Una carta abierta a Cynthia Twist”, fechada el 15 de noviembre de 1976 va a ser subastada hasta el 9 de agosto. Hasta ahora ha obrado en poder de un coleccionista privado norteamericano que desea permanecer en el anonimato y se espera que la carta alcance las 20.000 libras esterlinas.

Fue una carta que John Lennon tuvo que escribir en respuesta a un artículo que Cynthia había publicado en una revista inglesa para mujeres a principios de ese año, en el que se quejaba del uso de LSD de Lennon y de la intrusión en sus vidas de Yoko Ono, culpable para ella de la ruptura del matrimonio.

Resultado de imagen de 'an open letter to Cynthia Twist'

El ex Beatle dijo que Cynthia tenía una memoria “deteriorada” de su matrimonio. Afirmó que su relación había terminado mucho antes de que Yoko Ono entrara en escena, y le acusó de doble moral por querer alejarse de su pasado “beatle” y al mismo tiempo hablar de ello todo lo que quería en las revistas.

Incluso cita una canción de Bob Dylan haciendo un juego de palabras con el nuevo apellido de Cynthia, Twist. Se había casado con John Twist ese mismo año. Posteriormente Cynthia continuó la broma bautizando a sus memorias de 1978 “A Twist of Lennon”.

Lennon envió la carta a una revista semanal estadounidense para que la publicaran con la condición de que “se publicara sin ediciones”.

Resultado de imagen de 'an open letter to Cynthia Twist'

Este es el contenido de la carta abierta:

“Querida Cynthia.

Como tú y yo bien sabemos, nuestro matrimonio acabó mucho antes de la llegada del L.S.D. o Yoko Ono… ¡Y esa es la realidad!

Tu memoria está deteriorada por decirlo suavemente. Tu versión de nuestro primer viaje de L.S.D. es bastante vaga ¡y pareces haber olvidado los viajes posteriores en total!

También pareces haber olvidado que hace sólo dos años, mientras estaba separado de Yoko, de repente me trajiste a Julián a verme en Los Ángeles tras tres años de silencio. Durante esta visita, apenas me permitiste estar a solas con él por un momento. Incluso me pediste que me volviera a casar contigo y/o te diera otro hijo ¡'por amor de Julián'!. Yo te dije cortésmente que no, y que, de todos modos, todavía estaba enamorado de Yoko, lo cual pensé que era muy ‘realista'.

No hubo detectives enviados a Italia. Nuestro amigo común Alex Mardas (Magic Alex) fue al Hotel Bassanini para ver cómo estabas, como dijiste que estabas demasiado enferma para volver a casa…

Finalmente, no te culpo por querer alejarte de tu pasado ‘beatle'. Pero si tanto te fastidia ¡debes evitar hablar y posar para revistas y periódicos!

Hemos tenido algunos buenos años, así que habla de ellos para variar, y, como Dylan dice, fue ‘A Simple Twist of Fate!'.

Amor y buena suerte a vosotros tres, de nosotros tres”.