LA CARROأ‘A DE BUSH Y EL VUELO DE LOS EAGLES

El año 2007 no ha sido el año de la redención en música. Más bien ,el año de las resurrecciones . Con grupos que como Lázaro “ se levantan y andan” .Pero toda la repercusión meditática sólo parece una operación comercial .Pura y dura. Como Police, como Genesis , los Eagles han remontado el vuelo.

El sueño de la banda que más discos ha vendido en el mundo- unos 120 millones de ejemplares- se murió aquella noche del 21 de noviembre del año 1979,cuando en plena crisis por conflictos personales , Don Henley fue arrestado por la policía por posesión de cocaina y marihuana ,en compañía de una prostituta de 16 años , en un motel.

Ahora ,28 años después publican “The Long Road out of Eden”, un album de veinte nuevas canciones y noventa y ocho minutos de duración. Una barbaridad.

Los Eagles han querido detener el tiempo , un intento de suspenderlo en el aire de sus preciosas armonías ,su suave toque de rock y una plácida indulgencia por ser “clásicos” en el sonido americano de la música.

Pero es cuanto menos ingenuo tratar de ignorar que han pasado veintiocho años y que la música ha evolucionado brutalmente ,en técnicas de grabación y que ha sufrido una metamorfosis quizá diabólicamente planeada por “Mr. Hyde” o el reverso oscuro de la “fuerza” .

“Hotel California” era una especie de examen crítico sobre la industria de la música en Hollywood. Paradójicamente, se han encontrado con que casi ni siquiera existe industria y han tenido que publicar su propio album ,en su propio sello y vendido en exclusiva por la cadena de grandes almacenes Wal-Mart, a partir del 30 de octubre.

Don Henley,el líder y portavoz de los Eagles, lo reconoce

“Y sí, hemos pactado con el diablo. Yo sé lo que representa Wal Mart para los que entendemos de otra manera América , pero esto es negocio ,al fín y al cabo. Por otra parte, ahora tengo una relación directa con el presidente de Wal-Mart y me ha asegurado que están ahorrando energía en sus establecimientos y que aceptaron nuestra propuesta de que la portada estuviera hecha con papel de reciclaje” , se excusa  Henley ,en medio de un desfile de entrevistas y entrevistadores.

El lider del grupo se siente feliz de que todos los discos utilicen papel reciclado donado por la Nacional Forestry Association . Al fín y al cabo, Henley es todavía el presidente de Walden Woods Project , en lucha por preservar los bosques estadounidenses.

Pero en la portada del nuevo album ,sólo hay desierto. “Sí, es el desierto de Irak” ,confiesa Henley ,mientras sentencia :”no seremos decentes hasta que dejen de existir guerras, la guerra que Bush se ha inventado. No podemos quedarnos sentados como nuestros chicos caen o vienen con sus vidas destrozadas para siempre”

Es el nuevo conflicto que ha encontrado más en Internet ,en la vida cotidiana y quiere denunciarlo ,aunque su protesta sea coja , infantil y repleta de incongruencias.

Su apuesta más firme en el tema que da título album y el más ambicioso .Un intento de diez minutos de crear una obra maestra como “Hotel California”.Pero, desafortunadamente , está muy lejos de ella.

Como siempre se trata de una visión miope desde el punto de vista americano, “porque ellos están lejos del Eden”. Los Eagles estan manejados por sus contradicciones . No superan  una filosofía maniquea y sorda, en la que Estados Unidos, la Roma actual, cae ante el peso de sus ambiciones imperialistas , mientras duerme en el “lunch” del club del petroleo. Todo ello cantado con unas armonías blandas y esterotipadas , que no tienen nada que ver con la intención de los textos.

Henley aclara que “es nuestra única canción triste en el album” ,aunque se le olvida que a continuación hay un absurdo instrumental titulado “Yo soñé que no había guerra”.

El líder de los Eagles acaba de cumplir 60 años .Dice sentirse deprimido de alguna manera y a la vez contento de ver crecer a sus tres hijos.”Soy de la generación de los “seventies” como ,con el que estoy de acuerdo en casi todo.Y sabemos como sentir estos asuntos sociales. Incluso en imponer nuestro liderazgo cuando estamos dentro de una banda”.

Sin embargo, ha dejado que “How long” ,una canción excesivamente comercial y vacía de J.D. Souther ,que la canta el bajista de la banda Timothy B. Schmit , se postule como  una clara dejación de responsabilidades o quizá de pánico o vertigo al fracaso. El tema no ha tenido un gran impacto en las radios comerciales ,porque suena a los años en que los Eagles dejaron de ser los Eagles.

El 6 de febrero del 2001 echaron de la banda a Don Felder .Henley asumía su poder de dictador reconocido. Nada se sabe todavía de la demanda que Felder presentó contra los Eagles, exigiendoles 50 millones de dólares por daños y perjuicios , tras colaborar en la millonaria gira de “Hell freezes over” de 1994.

Pero acaba de publicar su autobiografía “Heaven and hell: my life in the Eagles” ,con anecdotas y terribles historias acerca de la decadencia, las drogas y los escandalos de la banda.

Para los estudiosos musicales este libro es una revelación  , porque concreta datos específicos de cómo se gestó el tema emblemático de la banda, “Hotel California” ,en el que Felder es casi el autor de la música.

Yo mismo siempre sospeché de que existen excesivos parecidos con una canción de Jethro Tull del album “Stand up” de 1969 ,titulada “We used to know”. Es muy parecida la cadencia , incluso es identica la progresión de acordes.

Hasta el sólo de guitarra está en cuestión.

Es cierto que se parece al que hizo Don Henley en el tema “Sunset Grill” ,pero Felder dice que puede demostrar que era suyo con la maqueta que guardó antes de grabar el tema. La mayor  parte del sólo se parece demasiado a uno de Wishbone Ash ,en el album “There´s the rub” . Y más  coincidencias :el productor Bill Szymzcyk de las sesiones de “Hotel California” acababa de producir a Wishbone Ash.

Eso infunde más fuerza a los que pensamos que los Eagles siempre han sido hijos bastardos de los Byrds y,sobre todo, de Buffalo Springfield ,el grupo que formaron Steve Stills, ,Richie Furey y Jim Messina ,que de verdad inventaron el “soft-rock”,el “rock-country” o como quieran definir el estilo de los Eagles.

Para los dos próximos años hay preparada una larga gira mundial como colofón a los que se expresa ,“Business as usual” , canción que está casi al final del disco. “Realmente, los Eagles quieren estar en la cresta de la ola y estrellarnos en las rocas con nuestra música”.

Pero si le preguntas si esto será realmente el final de los Eagles , como simplifican en “It´s you World” ,donde llegan a cantar “Este puede ser nuestro último disco”, Henley recuerda que viven su atardecer ,pero que está aún lejos el adiós definitivo.

No puede ser de otra manera. Hay casi 300 millones de euros en juego y “un largo camino lejos del edén”.