LA BELLA MELANCOLIA DE BEN HOWARDNoonday Dream” es el tercer álbum de Ben Howard. No es un disco fácil. genera polémica con las canciones, algunas de ellas demasiado complicadas. Aunque la perla es su intrincada y magnífica “Nica Libres at Dusk“. Extraño nombre, como extraña canción, llena de pasajes muy interesantes.

Grabado en numerosos estudios entre el Sur de Francia y el Sudoeste de Inglaterra, está producido por el propio Ben Howard. No es un autor que le preocupe mucho la estructura del sonido o de las canciones. No deja de ser muy anárquico. 

Quiero recalcar que el  álbum sucede a “I Forget Where We Were” publicado en 2014 , que fue numero uno y sirvió para crear una especie de culto por el canta-autor.

Lo primero que conocimos de este de este disco era un tema titulado “A Boat To An Island on The Wall”. Una canción típicamente intransigente, de texturas ricas y épica. Digna de ser la carta de presentación de la obra en su conjunto tal y como la percibe el artista.

LA BELLA MELANCOLIA DE BEN HOWARD

Después revelaría una segunda canción “Towing The Line” y hace pocos días nos presentaba el que será el primer single oficial, una canción titulada “Nica Libres At Dusk”, que es su pequeña obra maestra en su corta carrera.

La transformación y evolución en la composición de Ben Howard son significativas y el cambio es  notable en complicarse aún más su obra .Pesa mucho la melancolía. Inglaterra su falta de luz y la lluvia producen esos estados al borde de la depresión, incluso musical. Y Ben es un ejemplo espectacular de esa tristeza, a veces bella.