Anita Pallenberg cenando con Brian Jones, su primer amante de los “stones” , en Cannes,en 1967, hace cincuenta años,  donde ella era la protagonista de un “thriller” alemán y Brian había escrito la banda sonora.