LA ABURRIDA CEREMONIA DE LOS GRAMMYS

Todos los analistas coinciden que si el album de Herbie Hancock en tributo a Joni Mitchell es el mejor album del año para los académicos de los Grammys;una de dos : o estos son muy viejos o es que realmente la música actual y,sobre todo,  la norteamericana goza de una enfermedad crónica.
La prueba es que lo mejor de la noche -y para esos los ejecutivos de la televisión son muy listos- fue nada más empezar la gala ,cuando una maravillosa Alicia Keys cantó en dueto virtual la increíble canción de Dolores Silvers "Learnin the blues" ,que había popularizado Sinatra en los años cincuenta. Estos espectáculos virtuales, con uno muerto y otro vivo, ya tuvieron su apogeo en los años noventa,cuando aquella fantochada de Natalie Cole y su padre Nat King Cole. Pero el dueto Alicia-Frank  fue lo más impresionante.
No hubo sorpresas, Amy Winehouse ganó cinco de los seis Grammys e hizo el paripé de llorar en familia, desde Londres, después de haber hecho fatal "Rehab"-son of the year- "You know I´m no good".
No podían faltar los Beatles, George Martin y Ringo acudieron para recoger un "premio" y y justificar la presencia del horror que han hecho Cirque du Soleil con los Beatles.
Kanye West ganó la mitad de los grammys que tenía nominadas,cuatro Justificó que el "hip hop" no estaba muerto e interpretó "Stronger" don Daft Punk(?) ,aquel tema de Wendy Carlos para la película Tron.
Hubo una serie de actuaciones muy predecibles como la Rihanna con Jimmy Jam y su The Time y Beyonce y Tina Turner-que quiere volver- que interpretaron "Proud Mary" para dar el pie a John Fogerty y Little Richard. Fogerty se lo pasó a lo grande.
Otros grandes triunfadores silenciosos fueron Bruce Springsteen ,que ganó tres grammys y Carrie Underwood y Justin Timberlake ,con dos.
Hay que recalcar que Alejandro Sanz ganó el premio al mejor album latino del año. Es el peor album que Sanz ha hecho en su carrera, pero el premio tiene un mérito sensacional. Es el único español que sonó en una gala anodina, aburrida, con demasiados anuncios y demasiado predecible.