COBAIN TOMY

Un ex compañero de piso de , un tal Alex, ha puesto a la venta en Craiglist diversos objetos que pertenecieron al finado líder de .

A saber, unos esquís (80 dólares), un teléfono (55 dólares) y el vídeo juego Kingman (25 dólares). Más carnaza para necrófagos, hace poco salía a la venta la mesa que le sirvió al pobre Ian Curtis para ahorcarse (algo así cómo el paraíso de todo buen malditista), ahora varios objetos personales de Cobain irrelevantes.

Alex, que fue miembro de la banda Gruntruck, vivió con Kurt antes de que triunfase con Nirvana y lo dejase todo metido en una caja. Alex ha dicho que irá sacando a la venta en el futuro más fruslerías de Cobain:

“También tengo muchos más “Kurts” (sic), como revistas y ropas que voy a vender pronto. Gracias por mirar”.

El ex compañero de piso de Cobain ha aclarado – suena casi a disculpa- que Cobain nunca volvió a por sus pertenencias porque dejó a deber alquiler, se desentendió y no volvió a aparecer por allí.

Otro ejemplo más del culto, normalmente estúpido, que generan muchas estrellas del pop y del rock. Está bien que se conserven, vendan y subasten objetos de valor, pero se intenta sacar tajada de todo, hasta de la basura.

Y, por favor, que alguien haga algo por retirar la horrorosa estatua de Kurt del Museo de Historia de Aberdeen…

Como dijo un sabio “Hay que tener miedo de los vivos, no de los muertos”.

cobain skis