Cuando hicieron este video con técnicas digitales, les costó más de un millón de dólares. Eran los primeros tiempos de la era digital, a comienzos de los años ochenta. El tema estaba en el album Electric Cafe. Un album que cada día se hace más interesante