Según muchos críticos ingleses, la nueva “gran cosa” por llegar es este chico de 27 años, que dice tener tan sólo 23 años. Un londinense que en realidad se llama Charles Costa, pero ha preferido el nombre de guera de King Charles, porque se cree “el nuevo rey del “glam-folk-rock”.

Su opera prima “LoveBlood” aparece en todo el mundo el 7 de mayo. Viene de la mano de Winston, un miembro del  Mumford and Sons, con el que estudió en el mismo colegio. Mumford and Sons ya lo inlcuyeron como telonero en su última gira.

Y lo fichó universal por la impactante ‘Love lust', que francamente me gusta mucho, igual que el tema estrella “Loveblood”.

Charles Costa es hijo de una profesora de música y del baquero Ken Costa, de origen hindue, de la costa oeste de la India, de Goa. De ahí el apellido portugués.

Todo fenomenal, hasta que la prensa descubrió que su padre es un miembro activo de la Escuadra de Dios, un grupo de ultra derechistas.

Charles quiere aclarar que no tiene nada que ver con su padre e incluso cree en que la música puede cambiar el mundo.

“LoveBlood” es un excelente álbum. Más que recomendable. Me gusta la estructura de las canciones, su personalidad. Suena diferente a todo. Es como Cat Stevens, pero no a la griega, sino a lo hindú. Su ídolo y estrella es Gandhi.