Como todos los años, los Killers jamás fallan a la hora de hacer un tema para Navidad. Esta vez, va casi de música vaquera, de cowboys y de baile.