Creo que no hay mejor grupo que , que  reivindique el rock psicodelíco. Quiza , no se me pueden olvidar tampoco, Big Pink, grandes entre los grandes, también con dos álbumes, además, con el hijo del gran Denny Cordell, Tarka.

Pero es algo más inquietante en Tame Impala,  los australianos de Perth. Sobre todo, cuando arranca el excelente segundo álbum, “Lonerism” y la gran ‘Be avobe it’, que está alta en la lista de favoritos de PYD.

Se inicia con la voz de y es como si estuvieras resucitando mentalmente a John Lennon. Es increíble.

El propio Kevin Parker se quita de encima  de las comparaciones. Dice que no le recuerda su voz a John. Ya le gustaría. Reconoce que le gustan los Beatles. El álbum que más ha oído es “Abbey Road”, pero el álbum Blanco jamás lo oyó entero ni tampoco Sgt. Peppers. No es un estudioso de la voz de  John Lennon.

Parker trata rabiosamente de que su voz no se parezca a la de Lennon. Asegura que no puede parecerse, porque la voz de John le encanta y la suya la odia. Se odia incluso cuando se oye hablando.

Habría que contarle a Parker, que a John Lennon le ocurría  lo mismo . Eso me contó el mismísimo George Martin.

Hasta tal punto de como está trucada y deformada la voz en ‘Tomorrow never knows’ o en las voces de todas la época de psicodelia de los Beatles, que están desvirtuadas y dobladas con cierta reticencia.  A John Lennon jamás le gustó su voz.

Escucha “Lonerism” y calcula la referencia. El álbum “Lonerism” es más que interesante, uno de los álbumes importantes del año.