KENDRICK LAMAR: PRIMER RAPERO QUE GANA EL PULITZER DE MÚSICA

ha ganado el Premio Pulitzer de Música de 2018, convirtiéndose en el primer rapero que lo gana, y no solo eso, sino en el primer artista que se lo lleva que no sea del mundo de la clásica o del más marginado jazz.

Los Pulitzer premian los logros en el periodismo impreso y online, la literatura y la composición musical en los Estados Unidos. Estrenados en 1943, los premios Pulitzer honran anualmente, en el caso de la musica “una composición musical distinguida de dimensión significativa hecha por un estadounidense”.

Este año ha ido a parar a Lamar por su álbum editado en abril del año pasado ‘DAMN.’.

Los jueces del premio han descrito “DAMN.” como una “colección de canciones virtuosas unificadas por su autenticidad vernácula y dinamismo rítmico que ofrece viñetas que capturan la complejidad de la vida afroamericana moderna”.

Resultado de imagen de damn lamar

Pero lo más notable es que se trata de la primera vez que un artista que no es de jazz o música clásica gana el premio Pulitzer de la Música. Curiosamente el premio ha pasado del jazz al hip hop sin hacer ni pajolero caso al rock, que ha sido la música más importante de la juventud durante décadas.

El premio tan solo fue a parar a manos de Ornette Coleman (por “Sound Grammar” en 2007) y Wynton Marsalis por “Blood On The Fields” justo una década antes, en 1997. El resto todo para la clásica.

Imagen relacionada

La administradora del premio Pulitzer, Dana Canedy, le ha contado a la revista Billboard cómo el jurado discutía una pieza de un compositor diferente que tuviera influencias del hip-hop cuando un miembro preguntó:

“Bueno, si estamos considerando una pieza de música que tenga influencias hip-hop, ¿por qué no considerar al propio hip-hop?”, una pregunta que finalmente los llevó a considerar a Lamar.

Todo un poco alucinante e increíble de puro reaccionario, la verdad.