En una nueva entrevista con la revista Harper's Bazaar , reflexionó sobre losmomentos que ayudaron a dar forma a la composición  y grabación de tres de los mayores éxitos de la banda y  favoritos de los fanáticos  de los Stones.
Richards asegura  :

“Solo dos tipos de canciones … las bellamente suaves que son claramente obvias cuando vienen hacia ti, y las que te dan un mal momento, un problema”,

Richards  reflexionó sobre la fantástica   ”, de Let it Bleed”  del año  1969. Sobre  “Sweet Black Angel”, de Exile on Main St. , de 1972 ; y “Beast of Burden”, de Some Girls de 1978 .  Todas las cuales fueron inspiradas directa o indirectamente por factores que no hubieran sido reconocibles si te paras a pensar en ellas.
De “Gimme Shelter”, por ejemplo, Richards dice que la letras intensa de la canción, que años más tarde parecen resumir un período de conflicto armado y confusión social en general, inicialmente no nació precisamente de todo eso.. En cambio, se inspiró para componer con  su guitarra después de ver literalmente a la gente tratando de escaparse de una tormenta ,  de la lluvia en Londres.

Keith aclara sobre “Gimme Shelter” :

“Había estado sentado junto a la ventana del apartamento de mi amigo Robert Fraser en Mount Street, en Londres, con una guitarra acústica, cuando de repente el cielo se oscureció por completo y cayó un monzón increíble. Ví  solo gente que corría en busca de refugio. Ese era el germen de la idea . “Fuimos más allá hasta que se convirtió, ya sabes, la violación y el asesinato están ‘a poca distancia “.

Darlene Love, Keith Richards , Merry Clayton y Marianne Faithfull.

Hoy en día, la obra maestra “Gimme Shelter” es sin duda mejor recordada por las contribuciones vocales de la increíble  cantante Merry Clayton, cuya colaboración en  el estudio fue recordada memorablemente en el documental 20 Feet From Stardom . Como Richards lo recuerda ahora, la participación de Clayton fue otra adición gradual a la canción, y  que representó una salida creativa para la banda.

Keith recuerda:
“No puedo pensar en que comencé una canción diciendo: ‘Esto va a ser un dúo'.Pero en algún momento en el proceso de hacer el disco, de repente se hizo obvio que necesitábamos una voz femenina. Mick y yo nos miramos y dijimos: necesitamos una gran cantamnte.  Entonces , el productor Jack Nitzsche llamó a la cantante Merry Clayton.  Estuvo en el estudio sólo  una hora, y nos quedamos alucinados de como cantó”.

Esa es la historia de “Gimme Shelter”, una de las canciones imprescindibles de los Stones.