KEITH FLINT FUNERAL: UNA FIESTA RAVE

KEITH FLINT FUNERAL: UNA FIESTA RAVEMiles de locos por  la música  de Prodigy se juntaron  en las calles para rendirle  homenaje en el funeral Keith Flint.

Los fans vieron cómo un carruaje tirado por caballos llevaba su ataúd, coronado con un micrófono verde, en su funeral en la iglesia de Santa María en Bocking, Essex. Compañeros de la banda, como  Liam Howlett, Maxim y Leeroy Thornhill se encontraron con vítores cuando llegaron al servicio.
El reverendo Rod Reid dirigió el sepelio que incluyó poemas, lecturas y música de System of a Down, Van Morrison y Pink Floyd. El actor Paul Kaye también leyó un elogio.

No Tourists
  • The Prodigy, No Tourists
  • BMG
  • CD de audio

La esposa de Flint,  con la que había perdido contacto, Mayumi Kai, estuvo entre los asistentes, junto con la cantante de All Saints,  Natalie Appleton, esposa de Liam Howlett, y Cyrus, el querido perro pastor alemán de Flint.

KEITH FLINT FUNERAL: UNA FIESTA RAVE

Después del funeral, se siguieron rindiendo homenaje al  cantante y la policía se vio obligada a cerrar varias carreteras alrededor de la iglesia debido a «una gran cantidad de personas en el área».
El estado de ánimo pasó de ser un alboroto salvaje a momentos de silencio respetuoso y otros de hilaridad mientras se contaban historias de la vida de Keith Flint.

Durante el servicio algunos sollozaron, otros cantaron junto con la música.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.