Como una turista más, Katy Perry fue a visitar el Pan de Azucar de Rio de Janeiro. Lo curioso es el cinturón anti robo que lleva encima