A pesar de los rumores que corrían, representantes de han desmentido que el rapero esté grabando un álbum de homenaje a .

A principios de semana, varios periódicos sugirieron la posibilidad de que Kanye quisiera homenajear a su admirado Bowie grabando un álbum entero de versiones de sus canciones. West fue uno de los primeros artistas en rendirle homenaje a través de internet, para él: “una de mis más importantes inspiraciones”.

Una fuente confirmó aparentemente los planes de West a The Daily Star:

“Algunas son versiones sencillas con Kanye cantando. En las demás rapea sus propias letras sobre la música de Bowie. Él está decidido a ensalzar la obra de David como innovador musical. Dice que la antorcha ha sido pasada a él”.

La especulación llevó a miles de personas a firmar una petición online para detener la grabación del LP de tributo de West. De momento más de 19.400 personas han firmado una petición que se cierra al llegar a 20.000 firmas, es decir, que lo van a lograr.

La leyenda que han utilizado es la siguiente:

David Bowie fue uno de los músicos más destacados del siglo 20 y 21, y sería un sacrilegio dejar que Kanye West lo arruinara”.

No va a hacer falta, porque TMZ ha asegurado que un representante de Kanye West ha negado que tenga intenciones de hacer un LP como ese.

Curiosamente hace casi un año el músico Alistair Coleman saltó con la peregrina teoría que colocaba a Bowie como profeta de Kanye West (sic, ver croquis superior), sirviéndose de la portada del álbum “Ziggy Stardust”, en la que puede observarse el cartel exterior de una peletería de 23 Heddon St. en Londres que reza exactamente:

“K. WEST”.

Según esta loca fábula, Bowie sabía de la aparición 5 años más tarde (“Five Years” es el corte pre apocalíptico que inicia el disco) de Kanye West, nacido un 8 de junio de 1977, cinco años y dos días más tarde de la edición de “Ziggy Stardust” (6-6-1972).

Según esta teoría el mundo (loco mundo…) acabaría tras la ascensión de Kanye West.