y Jay Z, más que felices, en el Planetarium de Nueva York, donde invitaron a familiares y amigos para escuchar “Watch the Throne”, el ambicioso álbum de ambos, al que llaman el álbum de todos los albumes del hip-hop.