KANYE WEST, ENTRE LA GENIALIDAD Y LAS CONCESIONES

Escucha Kanye West
en Amazon Music Unlimited (ad)

La portada prohibida en Estados Unidos aparece felizmente en Europa

Hace exactamente dos años, elegíamos al cuarto álbum de Kanye West, el fenomenal «808 &Heartbreak», como álbum del año de PLASTICOS Y DECIBELIOS. Nos sorprendió su sentido musical de la vanguardia, de las innovaciones, de los atrevimientos, de la calidad de los arreglos y de las melodías.

Dos años después nos encontramos con el quinto y polémico álbum de Kanye West, titulado «My Beautiful dark twisted fantasy».

Siento decir que no alcanza la calidad del anterior, aunque se trata de un gran álbum, con cinco temas geniales, pero con la rémora de que el «lobby» negro americano de la música no le deja evolucionar hacia cotas más arriesgadas. No quieren que salga de la esclavitud del «hip-hop».

Es un álbum genial y también condescendiente. Estoy seguro que va vender más que el anterior. ¿Por qué?. Porque West ha hecho concesiones al mundo negro del hip hop y se ha olvidado un tanto de la vanguardia de la electrónica, explorar campos melódicos y rítmicos formidables como tenían «808 & Heartbreak».

Sin embargo, escuchas la versión del álbum de ‘Runaway’ y me confirma de que es una de las grandes canciones del año y de muchos años. Desarrollar esas notas de piano de Ligetti, francamente depresivas e inquietantes y construir una melodía formidable, está al alcance de pocos previlegiados.

Para mi alegría interior, he encontrado otra joya de dimensiones ilimitadas. Algunos ya la llaman la sinfonía completa del auto-tune. Se llama ‘Lost in the world’ y es una auto ex-cilpación del momento actual de West, amén de que ha encontrado una nueva técnica increíble. La canción va  asociada al final del álbum, con ese reclamo que se llama ¿Quien puede sobrevivir en America?.

La delicadez de la melodía ‘Blame Game’, en la que colabora John Legend, otro de los magos de la música negra actual, también resalta entre tanto rapeo, a veces más que prescindible.

Es ese mismo «lobby» negro que comanda Jay Z para su propia convinencia quien que le convence de que ‘Monster’ es un gran single y cosas parecidas.

Para muchos de los críticos americanos este es ya el gran álbum de Kante West, su obra maestra y, desde luego, el mejor del año. Eran los mismo que acusaban que «808 & Heartbreak» era una traición al hip-hop. Es como la certeza que por mucho Obama ese país sigue bajo el fuego del «tea-party» y de todas las dictaduras conservadoras.

Abajo, la formidable ‘Lost in the world’, el grito de la sinfonía del «auto-tune».

5 Comentarios
  1. bobterry dice

    Es cierto, parece que sólo se acepta que la música se haga dentro de ciertas convenciones, esto no es nuevo, pero lo espeluznante es que ahora sean los propios consumidores en masa los que se sumen a esta práctica, y no hablo de los fanáticos de nicho que además tienen su razón válida. Ahora son el grueso, los que consumen lo que está de moda, esos que ayudaban al artista a salirse del nicho; ahora son ellos los que lo encierran.

    Es que termina pasando lo mismo de siempre, el pequeño grupo de personas es el que manda, lo peor es que tanta gente sólo piense y disfrute a través de las líneas que ellos imponen. La música es libertad; el mejor artista no sólo es aquel que llega al mejor nivel de un estilo particular, también tiene que existir el que rompe las estructuras, sino nos quedaremos escuchando todos los éxitos del pasado cantados por los «American Idol» que tienen una calidad vocal excelente (algunos), pero que no son capaces de crear nada nuevo.

  2. victoria dice

    a su voz lo que menos le va es el rap, cae mejor con el tono de legend, jayZ teme que se le emancipe la joya de la corona, como capo de trata le da bastonazos publicitarios.

  3. xx dice

    Para el anterior álbum decía que queria convertirse en el Phil Collins negro o algo parecido…En mi opinión no tenia absolutamente nada de vanguardista y sí un sonido mas popero-ochentero, sin más.

    Creo que ha elegido bien el rumbo de su nuevo disco. Hay que conocer muy poquito la música de Kanye para afirmar que con este disco ha echo concesiones…No sé si es mejor o no, pero está a la altura de Late Registration, su obra maestra. En el disco abundan los temazos y las colaboraciones, aparte de acertadas, dan lo mejor de sí en el disco. Estamos de enhorabuena, no esperaba algo así de un chico que parecia más preocupado en la moda o llamar la atención con chorradas MTV’s

  4. Hugo dice

    Muy de acuerdo en el fondo del asunto. En cualquier caso es muy comprensible que no pueda mantener la personalidad musical al 100% cuando tanta gente te sigue, cuando hay tantas expectativas, cuando tienes tantos seguidores. Son seres humanos, no estrellas, y tienen dependencia del mundo exterior… A veces a los músicos, futbolistas, toreros, etc… se les trata como si fueran de otro mundo. Son humanos, por Dios… El talento de Kanye no tiene demasiada discusión… El tipo es muy bueno en su trabajo.

  5. julia dice

    De acuerdo con xx. Pero este álbum me parece el mejor de su carrera. Bastante mejor que el anterior, que fue disco del año en Plásticos. Gana cuanto más lo escuchas. Atención a este disco.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.