biebercarney

Un muy indignado afirma que lo que necesita Patrick Carney es una cuantas bofetadas. El batería de los hizo unas declaraciones durante los Grammys que han causado estupor a Justin Bieber.

A Patrick Carney le preguntaron que le parecía que Justin Bieber ni estuviera nominado en ningún categoría, como si la Academia de la Música lo despreciera.

Patrick Carney tiene mala leche y le dijo al periodista que  Justin Bieber es muy rico, para que quiere los Grammys. Que el premio era para músicos no para millonarios. Que además, Bieber estaba haciendo toneladas de dinero. Así que sería muy feliz.

Pero la respuesta de Bieber puede resultar mala y peligrosa para los Black Keys, con la cantidad de  millones de seguidores del cantante de teenagers.

De momento, los fans de Bieber ya han pedido un boicot para que nadie compre los discos de Black Keys y, cuidado, si algún fan se tropiece con Patrick. Simplemente, tratarán de abofetearle como pide el cantante.

Mal asunto.