En plena promoción de su disco navideño, hizo una de las actuaciones más espectaculares en Belfast, en la gala europea de MTV, que año tras año pierde más fuerza, a medida que la industria también pierde popularidad.