Win , con el Grammy al mejor album del año

Aguanté hasta que pude la retransmisión de los Grammys. Llegué a duras penas hasta el final, esperando el gran éxito de Arcade Fire. Las paradas de publicidad son las que me matan de sueño.

Me impresionó la puesta en escena de Lady Gaga. Perfecta, magnífica, con secuencias de gran efecto, con bailes y con el plastico como protagonista .Ella es la verdadera reina del plástico.

Otra cosa es que te pueda gustar su nuevo single. Es imposible. Empiezo a creer a Madonna, que en el circulo de su íntimos, insiste que está obsesionada con ella y todo su entorno.

Pero se hizo justicia con Arcade Fire. Para mí, más que la canción del año, la mejor canciones del año, el Grammy al mejor álbum del año es para mí más importante. The Suburbs debía ganar y ganó.

No es que me guste mucho, pero predije en la radio el éxito de Lady Antebellum. Ganaron cinco Grammys, de los seis en que estabn nominados. Increíble, pero la belleza de Hilary Scott puede con todo.

Mick Jagger estuvo excesivamente energético y fue un compromiso que estuviera Sadiq de guitarrista y casi expulsandole del escenario. Bob Dylan ni fu-ni fa con su ‘Maggie´s Farm' y espectacular Barbra Streissand con su ‘Evergreen', que cerro los Grammys con su compañero en A star is born, el gran Kris Kristofferson.

Arcade Fire dieron un final de fiesta, con una maravillosa versión de ‘Ready to start', como fín de fiesta de los Grammys.