RoddyFrame0114_Gullick1155

Cuando entro en el “hall”  del hotel de Madrid, Roddy Frame habla por teléfono. Al cabo de un par de minutos, viene hacia a mí y, una vez más, me cuenta lo que ya he oido en otras ocasiones.

-No me acuerdo de tu nombre, pero te reconozco inmediatamente, ¿donde nos conocimos?

Entonces le cuento que fue en el año 1984, en los estudios Air, cuando sir George Martin los tenía en un segundo piso de un edificio en la misma Oxford Circus. Roddy estaba grabando el álbum “Knife” con Mark Knopler y yo estaba mezclando el álbum de Trópico de Cáncer, con Nigel Walker de ingeniero.

Roddy ya se sitúa donde nos conocimos y me recuerda:

-¿No era gracioso ver a Linda Mc Cartney y a Paul por los pasillos?

-Yo, lo que más recuerdo es a Andrew Lloyd Webber, que en esos días grababa el disco de “The Phantom of the Opera”, con Cliff Richard y su amante Sarah Brightman.

-Vaya tiempos. Cuando la industria era poderosa.

-Me contaba Nigel los problemas que tenías para la grabación del álbum “Knife”.

-Bueno, quizá hubo demasiadas tensiones. Yo era muy joven, muy impulsivo y no soportaba el divismo de Mark. No fueron buenos recuerdos. music-roddy-frame

-Pero hablé con Mark una vez de tí y me dijo buenas cosas. Para nada me contó las malas.

-No, bueno, nos hemos visto en varias ocasiones y nos llevamos muy bien. Fueron otros tiempos.

-Hablando de otros tiempos, me gusta mucho, para mí es mi favorito, el disco que te produjo Tommy LiPiuma. En “Love” estaba “Somewhere in my heart?”.

-¿De verdad que es tu disco favorito?. Me alegro mucho, porque no muchos se acuerdan de él. Tommy era un tipo formidable, con su pequeño cigarro en los labios, sin tocar absolutamente nada, pero dominando a todos aquellos increíbles músicos. Yo me volvía loco viendo a Steve Gadd de como tocaba la batería. increíble. Y Marcus Miller, al bajo. En fín, tiempos divinos.

– ¿Y los actuales?

– De ilusión, de creer todavía en las canciones por encima de todo. Siempre escribiré canciones.

– Cuéntame cosas de tu cuarto y nuevo álbum. “Seven Dials”

-Creo que es una buena colección de canciones. Estoy muy orgulloso de ellas. Mi amigo Sebastian lo preparó toco para que grabáramos con las viejas condiciones. Todo, absolutamente todo analógico, hasta los amplificadores, las válvulas para todo. Sólo ,para operar y como “cinta”, el Pro-Tools. Tiene un sonido el disco que me gusta mucho. Sencillo,absolutamente sencillo. Además, he vuelto a trabajar con Mark Edwards, que es un gran músico.

roddyframe_sevendials_grande

-Me gusta mucho el tema ‘Postcards’. ¿Algo que ver con el sello que creó  tu buen amigo Edwyn Collins?

– No, no se trata de eso. Es pura casualidad recordar el nombre.

-¿Que tal Edwyn Collins?

-Es parte de mi familia, algo que queda claro siempre. Nos vemos mucho. Y toco con él. Ha podido con la terrible enfermedad.

-Buenos tiempos los de Postcards Records.

-Imposibles de recuperarlos. Me acuerdo de como elegimos el nombre de Aztec Camera. El más razo que nos podía parecer ante la avalancha de nombres como Echo and the Bunnyman. Nombres absurdos.

-Me gusta mucho tu estilo en la guitarras acústica, ¿cual es tu guitarrista favorito en los acústico?

-No se me puede venir a la cabeza nada más que el nombre del gran Django Reinhdart.

– Como escocés, ¿votarás por la independencia?.

-Pues, no. Yo como Bowie -vaya sorpresa su alegato- prefiero que Escocia se quede en el Reino Unido. No me siento para nada nacionalista. No creo en los nacionalismos. Vivo maravillosamente en Londres. Es una maravillosa ciudad. Y quiero que siga siéndolo con Escocia al lado.

IMG_0395

Roddy y Julián, ayer, en Madrid.