IMG_0405

es un grupo único en la historia del rock. Está formado por cuatro hermanos: Jesse,Dylan,Daniel y Johnny .

Todos son hijos del sudafricano John Kongos , uno de los grandes del pop, en tiempos heróicos del “apartheid”.

John hizo una pequeña obra maestra a comienzos de los años setenta, titulada ‘Tokoloshe Man’. Todos tienen origen griego y estudiaron en la Greek Saheti en Guateng, en Suráfrica, hasta que emigraron a Londres y, finalmente, a Phoneix Arizona, porque su madre es de allí.

Ahora, Kongos son los nuevos “reyes” del pop-rock americano, con un álbum titulado “Lunatic”, que es una extraña mezcla de raíces de música autóctona sudafricana, como el “Graceland” de Paul Simon y el más furibundo rock americano.

Han estado en Madrid, como primera escala de una serie de conciertos por toda Europa, dado su incipiente éxito europeo, confirmado por la atracción de un tema como ‘Come with me now’, que aparecía en la película “Holy Motors”.

KONGOSBackOfVan-46535596
La conversación es coral. Hablan los cuatro indiscriminadamente. Aunque parece que el líder musicalmente hablando es Jesse, el batería y precisamente el que más se parece a su padre. Se lo digo y se apunta el colmillo de su dentadura.

-¿ Os atreveis a catalogaros como músicos?

– Quieres una definición de nuestra música. Pues, está muy clara. Se trata de una extraña mezcla de donde nos hemos criado, desde Johanesburgo, hasta Londres y, finalmente, Arizona. Tenemos esas tendencias musicales.

-¿Hasta que punto vuestro padre ha resultado determinante?

-Pues, todo. Eramos muy pequeños cuando los cuatro ya nos reuníamos a tocar, incluso uno enseñaba a otro, bajo la tutela paterna. Nuestro padre llegó hasta pagarnos los dos discos que hemos hecho, con su propia marca de Tokoloshe Records.

-Cuatro hermanos, como los Kamarazov. ¿No hay riñas entre vosotros, quien manda?

– Francamente, nos llevamos bien. Nos soportamos. Cada uno toma responsabilidad en cada parcela de la grabación. Cantamos los cuatro. Componemos los cuatros. Somos cuatro ojos, cuatro oídos hermanos hermanos. ¿Cuanto va a durar esa entente?. Esperemos que años, porque el porvenir para los Kongos es magnífico.

-Bueno, tenemos recientes ejemplos repelentes de hermanos en un grupo de rock. Por ejemplo, los hermanos Gallagher en Oasis.

-Lo sabemos. Pero estamos seguros de que se van a reconciliar. Pueden surgir diferencias, incluso llegar a las manos, pero el final como hermanos se soluciona, supera cualquier barrera.

– Hay letras de poca esperanza en vuestro álbum.

-Hay preocupación por el estado actual de la enseñanza en los Estados Unidos. La gente que no vive en las grandes capitales se queda sin cultura, se queda sin despejar muchas dudas mentales. Por eso hablamos de los móviles, de los vídeos juegos como efecto nocivo en los niños de ahora.

– Esa situación, ¿salpica también al mundo de la música?.

-Pues, claro. El hip-hop tiene muchos valores, pero compararlo con la música negra de antes con James Brown, Stevie Wonder, Marvin Gaye e incluso Michael Jackson es una mala prueba. Indiscutiblemente.

-¿Creeis todavía en el rock americano?

-Nos gustan muchas cosas del rock americano. ¿Quien dice que ha muerto?. Eso es mentira. Puede ser que Fenix suene a una ciudad aburrida, pero el “downtown” de la capital de Arizona está llena de clubs donde hemos podido tocar todos estos años.

KONGOSstandingBanner-46535502
Los Kongos viajaban a Londres, con la esperanza de conquistar territorio añorado.