Portada de su "opera-prima"

Portada de su "opera-prima"

A Jules le importa muy poco que va a suceder con la continuación de . Más bien creo que jamás volverá a aguantar lo suficiente a Albert Hammond Jr., como en los viejos tiempos juveniles de Zurich , cuando eran niños pijos y ricos y sus papás les parecía que así tenían la mejor educación.

Esa estela de gran grupo que ha querido dejar siempre The Strokes no se ajustaba a la realidad cualitativa. Su rock era potencialmente muy flojo, pero siempre tenía la bendición de los capullos de la moda neoyorkina.

Ahora, Julián Casablancas quiere ser una estrella en solitario. Y ,desde luego, lo va a ser en Sabadell, la tierra natal de su padre y abuelos. En otros lugares, es posible, también, pero es improbable.

Con su primer álbum en solitario quiere darle en las narices al hijo de Albert  Hammond, el de “Nunca llueve en el sur de california”, que es gribaltareño de nacimiento.

Es posible que Casablancas tenga mejor vena compositora, pero en definitiva, no deja de ser como una maqueta hecha en casa. Suena un poco a juguete. Y los tiempos no están para juguetes caros y tontos.

Abajo, el primer single de Casablancas, ’11th dimension’.
[ad#adsense-468×60]