Según datos de Nielsen Soundscan, la mayorista Alternative Distribution Allience ha realizado una lección ejemplar de marketing y ha colocado del segundo álbum de , “Contra”, más de trecientos mil discos en las tiendas  especializadas.

En plena cuesta de enero, el  provecho ha sido máximo, cuando las grandes desde Universal a Sony están en pleno inventario de ventas navideñas, que vaya usted por donde, han sido bastante malas, una vez más.

Por tanto, a Vampire Weekend y su “Contra” no han tenido muchas dificultades en batir con más de ciento cuarenta mil discos vendidos al número uno de , que se encuentra en una grave depresión, a consecuencia de la explotación a la que la tiene sometida el amoral Simon Cowell, su mentor y explotador, que mientras tanto le ha sacado a Sony una cifra astronómica para producir su horrible X-Factor en Estados Unidos.

Puede que hasta en los mejores tiempos de la música la guerra fuera tan sucia como hoy día, pero con tales jugadas estratégicas de un grupo de una ternura y estupidez angelical como Vampire Weekend y la explotación inmoral, amoral y sin verguenza de una pobre mujer como la Boyle, seguro que todo ello que no es nada bueno para la música.

[ad#adsense-250×250]“Contra” es un plato menor. Ya tuvimos en su día la polémica con ‘Horchata', que a pesar de todo aún es el mejor tema de “Contra”, porque el single Cousins' es de una candidez y una bajeza musical, como una pésima canción de ska de los tiempos de ‘Specials' o ‘Madness' que ni siquiera ha traspasado ventas significativas, como era de suponer.

Ahora el grupo trata desesperadamente de lanzar ‘White Sky', tema más pasable, para poder seguir con su apuesta de marketing arriesgado. Mientras en nuestro país, las radios ni saben quien es el nuevo número uno de ventas en los Estados Unidos, como si disfrutaramos de un estúpido paraíso de un Tercer Mundo, que ya se padeció con Franco .

Abajo, los ‘Cousins' del grupo neoyorkino.