Una joya de los Eagles y la primera canción que cantó Timothy B. Schimidt para aquel canto del cisne que era The Long Run.