“Hearts that Strain” es el cuarto álbum de estudio del joven Dylan inglés, es decir, Jake Bugg . Seriamente, es posible que sea su mejor disco hasta la fecha. Sorprendente, superando al que le produjo Rick Rubin.

Y es que ha sido b producido por  David Ferguson, uno de los mejores productores según mi criterio.  Y es que  también han colaborado Matt Sweeney y el propion  Rick Rubin , que hizocon Jake en su segundo  álbum “Shangri La”.

Grabado en Nashville en tan solo 3 semanas, “Hearts That Strain” incluye once canciones. Ocho de ellas compuestas en su totalidad por Jake Bugg y otras tres con la ayuda del increíble Dan Auerbach de Black Keys. Y también  Matt Sweeney y del propio  David Ferguson. Tiene un sonido algo más relajado alejándose así de su anterior álbum “On My One”, que fue un casi fracaso.

En los tiempos que corren donde cada vez cobran más importancia los “streamings” y parece más cerca “la muerte del álbum”, Jake sintió la necesidad de defender el álbum en su conjunto y así grabó “Hearts That Strain”, con la intención de que se escuchara en su totalidad y no como una colección de canciones sueltas.

Para este álbum, Jake Bugg ha contado con la colaboración de músicos como Dan Auerbach (The Black Keys) Bobby Woods y Gene Chrisman, músicos que tocaron en temas como “Dusty In Memphis” de Dusty Springfield o “Suspicious Minds” y “In The Guetto” de Elvis Presley.

También están un elenco de músicos de Nashville que aportan un toque más espontáneo al álbum. También hay un dueto , quizá lo más sorprendente por inesperado, con Noah Cyrus, la hija de Billy Ray y hermana de Miley .La canción  es “Waiting”