Joss Stone todavía espera una llamada de Dave Stewart para saber que es lo que ocurre con . Si existe el grupo, si van a salir actuar juntos y demás.

Pero cree que es muy difícil se puedan reunir todos a la vez. Ella dice que tiene que defender en directo su nuevo álbum. Damian Marley está grabando y A. R. Rahman está con sus banda sonoras. No sabe nada de Mick Jagger.

Dice que apenas se acuerda de aquellas sesiones en un estudio de Los Angeles. Sesiones que ocurrieron hace ya dieciocho meses. Pero si recuerda que el sonido era otro tipo de sonido a lo que conocemos. Realmente, “musica del mundo”.

La voz maravillosa de la Stone, que ya tiene 24 años, lanza a finales del mes de julio el álbum  que produjo Dave Stewart, en algunos días locos en Nashville, con increíbles músicos de sesión. Sólo hay que escuchar el primer tema single que tenemos abajo.

El nuevo álbum, titulado “LP1”, es como una liberación por las afrentas que tuvo que soportar de los ejecutivos de la EMI, con su anterior album de hace dos años, Colour me free, un arrebatoi de protesta con ese desastre que era la EMI de Guy Hands.

Ahora, este quinto álbum, aparece en su propio sello y sin presiones de nadie. El sello se llama Sufdog Records. La Stone tiene cuatro perros y viajaba por España, a principios de año con su furgoneta, cuando recibió la llamada de Stewart para producirle ese disco espontáneo que es “LP1”.

Joss no quiere hablar mucho de ese terrible intento de secuestrarla en su casa de Devon. No quiere darle más importancia. Y piensa que la gente está totalmente loca.

Abajo, el primer tema estrella, ‘Sneak Peek'.