882442-josh-homme

, el líder de , dice que el album ha sido difícil de terminar. Eso es lo que dictamina sobre la creación de …Like Clockwork”.

“Hacer discos se supone que tiene que ser divertido. Incluso cuando son oscuros, es divertido. Pero este fue como espeleología –lo que se supone que es divertido-, pero realmente es un trabajo en una  oscura y profunda cueva”.
Asegura Josh que todo se puso difícil para el grupo cuando acabó por echar -sin que desvele las razones- al batería Joey Castillo, que ya llevaba diez años en el grupo. No es la primera vez que el vocalista y guitarrista tuvo que tomar una decisión de esas características. Viene a la memoria, el nombre de Nick Oliveri

Josh Homme dice además que  cuando llegas al sexto disco, algunos de los beneficios de estar en una banda son más grandes que nunca , pero algunos de los obstáculos son inmensos.

“Tratas con esos sujetos laterales y todo lo que te queda es un elefante en la habitación. Alguna gente piensa que soy un capullo porque eché a mi mejor amigo,  pero la verdad es que fui a su casa, le miré a la cara y le dije como me sentía. ¿Puedes hacer tu eso?”

Durante la grabación, Josh recuerda:

“Ahí estaba dándole la mano a Elton John y tal,  mientras aún estaba curándome una herida social porque acababa de echar a mi batería hacía cuatro días. Pero, sabes, ¿qué es un poco de sangre entre amigos?. Elton entró con una gran sonrisa, vestido de punta en blanco, con los brazos abiertos. Así que dices, “¿Como demonios te va, nena?” .

“Cuando estoy en Londres o París, y todo es refinado, por alguna razón, me siento como un cowboy. Como un sucio americano. Me encanta esa sensación de ser inspeccionado”.

Y una reflexión personal: “Quiero exponerme por completo. Yo mismo me he arriesgado. No arriesgas nada, no consigues nada. Si quieres ser famoso, entonces está bien que la música sea falsa porque la fama no es real. Si simplemente quieres estar lo más cerca posible del cajón de la ropa interior de Kim Kardashian, entonces está bien también. No estoy en contra de eso. Pero si quieres hacer algo real, y quieres que sea honesto, no tienes otra elección que tomar un gran riesgo”.

Josh asegura estar entero:

“No soy un tío duro. Pero mido 1,95 y no me gusta girar a cara. Pero, sabes, no trato de ser un machote. No quiero ir al gimnasio contigo ni mierdas de esas. Pero me gusta ser un auténtico hombre , porque tengo un hijo y una hija y deberían saber qué es. Está bien no ser un machote. Pero no está bien ser un cobarde”.

Josh Homme acaba de grabar el álbum de su vida. El mejor.