Esta es la entrevista de EL PERIODICO CON  EL GRAN JONATHAN WILSON EN BARCELONA.

Pudimos verle en Barcelona siete años atrás, tocando con Jackson Browne y Dawes en Luz de Gas. Su vida ha cambiado desde entonces.

 Totalmente, era la época de mi primer disco digamos oficial, ‘Gentle spirit’, con un sonido más folk, más Americana, de lo que hago ahora.

En ‘Rare birds’ se aleja de lo que podríamos llamar el “espíritu de Laurel Canyon”, la escena ‘hippie’ de Los Ángeles de finales de los 60 y primeros 70.

 Sí, pasé mucho tiempo obsesionado con aquella época, tratando de encontrar el perfecto sonido ‘acid rock’, etcétera, y ahora es el momento de ampliar el espectro.

¿Le interesa sonar contemporáneo? 

No pienso en ello, aunque cuando te fijas en las grabaciones actuales, el pasado es un lugar más interesante que el presente.

¿Coincide con Dylan cuando dice que ningún disco actual suena bien? 

Totalmente. Pero una vez estás en el punto de mira público es el momento de asumir riesgos. En ‘Rare birds’ hay segmentos con fundido, intervenciones de saxo, canciones de ocho minutos… Ideas raras, aunque luego se me critique por autocomplaciente. Me gusta llevar al oyente a otro plano. Es el objetivo.

¿Qué aporta alguien como Lana del Rey a su música? 

Tiene la voz más mágica y a la vez triste que puedas imaginar, y la canción que interpreta en el disco, en clave menor, era perfecta para ella.

Las canciones de este disco hablan de zozobras emocionales.

 Van de encontrarte en Los Ángeles, soltero, rodeado de gente de la que igual te haces amigo solo durante una semana, yendo a fiestas, teniendo muchos planes para elegir. Es un disco de subidas y bajadas, sobre qué demonios hago con mi vida.

Antes de lanzarse en solitario ya llamó la atención de Elvis Costello. ¿Cómo fue eso? 

Sí, trabajé en su disco ‘Momofuku’ (2008), y luego él fue uno de mis primeros fans. Había terminado ‘Gentle spirit’ pero no tenía quien lo publicara. Le mandé una copia en CD y sorprendentemente lo escuchó y me escribió una carta preciosa. Cosas así significan mucho, igual que el apoyo de Jackson Browne.

Entre sus muchos perfiles, está el de alma gemela de Josh Tillman, o Father John Misty. ¿Es así? 

Sí, él es como mi hermano. Estamos siempre en contacto, enseñándonos canciones, cantándonoslas… Ayer mi mismo me mandó dos maquetas. Se pasa el tiempo en mi estudio, incluso cuando yo estoy de gira, grabando con gente como Florence + The Machine. Nos inspiramos mutuamente. Es una competición saludable.

(photo by Matt Condon / @arcane93)

Le ha fichado un gigante, Roger Waters. ¿Qué cree que buscó en usted? 

Roger y su productor, Nigel Godrich, buscaban a alguien que aportara rock’n’roll a su música. En Los Ángeles hay una nueva escudería de músicos excelentes pero que no tienen ese espíritu. Yo no me di cuenta entonces, pero ahora, después de 75 shows con él por todo el mundo, creo que Roger es un músico punk de antes del punk.

En una superproducción como la gira ‘Us + them’, ¿hay espacio para el rock’n’roll? 

Sí, hay rock’n’roll y secuencias de mucha tranquilidad, como la larga introducción de ‘Breathe’, minutos y minutos relajantes. Están los dos lados de la moneda, el fuego y la calma.

Tocar las partes de guitarra de David Gilmour debe de ser delicado. 

Roger ha confiado mucho en mí. Trato de no sonar a algo que se ha hecho ya en el pasado aun sabiendo que esa guitarra Stratocaster remite inmediatamente a Gilmour.

¿Qué momento disfruta más? 

Quizá piezas del nuevo disco, con partes que hice yo e improvisadas, como ‘Smell the roses’. Pero hay muchos más: cantar ‘Dogs’ de Pink Floyd, es muy divertido.

¿Era fan de Pink Floyd? 

No un fan de saberlo todo, pero un gran admirador de Gilmour como guitarrista. Siempre me ha encantado en particular el álbum ‘The final cut’.

¿Realmente será la última gira de Waters? 

Sí, sí, lo es, lo dijo en CBS News y es así. Es la última estación de Roger. Ya lleva mucho tiempo haciendo esto.

Jonathan Wilson cautivo en la pequeña sala de la Ciudad condal.Ha sido  la suerte de ver a muy poca distancia ,en Razzmatazz, para la presentación en directo del disco en Barcelona, justo antes de incorporarse como guitarrista en la parte europea de la gira ‘Us + Them' de Roger Waters, que arranca precisamente en la ciudad los 13 y 14 de abril.