JOHNNY DEPP CANTA

Para Johnny Depp la película The Rum Diary ha sido algo más que un dolor de muelas.

Todo comienza con su compromiso con Hunter S. Thompson, el escritor y periodista del Rolling Stone -de los tiempos heróicos- y su amistad con el escritor, cineasta y alcoholico Bruce Robinson.

Depp conoció a Thompson cuando rodó la increíble historia del escritor, Fear and Loathing in Las Vegas, otra historia del periodista, pero dirigida histriónicamente por Terry Gilliam, el genio de los Monty Phyton.

Johnny le prometió a Hunter que rodaría otra novela suya, The Rum Diary, justo antes de que el escritor muriera en Miami hace cinco años.

The Rum Diary la escribió Hunter en 1961, pero no se publicó-nadie la quería- hasta 1998. Y se la encargó a Robinson, que con sus problemas con la bebida, ha tardado ocho años en escribir el guión y en dirigirla.

La película es caótica como Thompson y Robinson, apegados a la bebida, a la mescalina y la cocaína. Cuenta casi una historia autobiográfica, de los años sesenta, cuando Thopmson se fue a escribir a un periódico de Puerto Rico y empezó a beber cruelmente mucho ron.

La banda sonora es otra historia, porque la ha trajinado la propia compañía de Johnny Depp, Infinitum Nihil. Se la ha encargado al gran músico Christopher Young, que ha hecho un trabajo extardionario con la música de jazz americano de los años 50 y 60.

Ha creado incluso la Johnny Depp Orchestra. Y, claro, ha hecho cantar al mísmisimo Johnny Depp, que ya tenía ganas. Hay un increíble dueto con J.J. Holiday.

Son los grandes proyectos en que seguro Depp pierde dinero, pero así se cura de ser el capitán Sparrow. Depp logra adentrarse en los millonarios, el lujo, el placer y la miseria, a través de la gran  imaginación de su viejo amigo Hunter. Su precio 30 millones de dólares, que es lo que ha ganado Depp por su última película con los “piratas”

Por eso, es casi imposible que acepte ser Elton John en la gran pantalla.

Abajo, un magnífico trailer del film.