yoko-y-paul1

Mientras una centena de informadores acudíamos a Abbbey Road, como en preregrinación , para poder dar cuenta de los milagros de la nueva masterización de todos los discos de los Beatles, casi a la misma hora, , y sus hijas Mary y Stella, más Moby acudian a un acto en Saint James Park de Londres, para reivindicar una vez más la línea de los vegetarianos.

La noche anterior Yoko Ono había reformado a su manera la Plastic Ono Band y las críticas, simplemente, la habían crucificado. Por eso, se apoyaba a las pocas horas en Paul, como si fuera una tabla de salvación.

Pero estaba claro que Paul no quería aparecer por Abbey Road, donde en un acto inconexo, donde se demostraba  una vez más el caos que se ha apoderado de EMI y de la compañía de Guy Hands, nos ponían algunas de las “joyas” de como suenan los Beatles en el siglo XXI.

[ad#tradedoubler-300×250]A mí me parece una muy inteligente y brillante tomadura de pelo y dudo que los ortodoxos de los discos de los Beatles les vaya a gustar la nueva masterización. Es un problema de niveles electroacústicos y de mayor brillantez en el sonido. Pero lo cierto es que cualquier sonido musical no es originalmente tan agudo como nos tienen acostumbrados las nuevas masterizaciones y el mundo fantasma del mp3. Absurdo.

Más inoportuno es el hecho de que la nueva masterización, donde se nota mucho en los primeros discos, cuando las grabaciones eran en mono y ahora se han abierto electromágneticamente en stereo, no van a aparecer en vinilo, que es originalmente como fueran pensadas los discos de los Beatles y de como estaban hechos en aquella época.

En fin, otro guiño de marketing que no sé si va a gustar.

Paul y Ringo apoyan la jugada, pero tampoco se van a volcar en ella. Eso parece.
[ad#tradedoubler-468×60]