article-0-19280171000005DC-628_634x890Nunca segundas partes fueron buenas. John Mayer abandona definitivamente a Katy Perry, tras un segundo intento de reconciliación. Puede más el “playboy” que Mayer lleva dentro.