Año tras año esta es la canción más emitida en el mundo. Es la canción por excelencia de la Navidad, cuando en realidad , más que otra cosa, es una canción antibelicista. Así es la Navidad. Pero hay que desear que se acaben todas las  guerras.