Beatles448

En la Antología visual de los Beatles en DVD, que todavía no ha aparecido en Blu-Ray, se le pregunta a Ringo Starr , en medio de un paisaje nevado .

El batería dice:

-Estamos encantados de estar aquí, en Nueva York.

A Ringo le dicen que acaban de llegar a la estación de trenes de Washington. Ringo no deja de sonreír y contesta:

-Bueno, Washington . Es que nos movemos con mucha rapidez.

Ese era el estado catatónico de cualquier “beatle” ,dos días después de haber batido todos los récords televisivos, con su aparición en el programa de Ed Sullivan.

Hace unos años, un indocumentado realizador británico del pseudo programa televisivo It was alright in the sixties del patético Channel 4 británico, se ha querido dar importancia emitiendo un vídeo de los Beatles en que el programa asegura que se ríe de los discapacitados.

descarga (43)

El “intelectual” en cuestión ni sabía ni conocía ni se dio cuenta de que ese extracto del vídeo está filmado en Washington, cuando los Beatles actuaron en el Coliseum, el 11 de febrero de 1964.

Ni más ni menos un extracto de la primera actuación frente a un público norteamericano, en su primera visita a los Estados Unidos. Ni lo dice ni sabe como los Beatles se sentían esos días.

Este profeta de los nuevos programas basura de la televisión, ha provocado la rueda de memeces en la redes sociales, incluso con graves acusaciones a John Lennon.

Quiso dar como mensaje que John Lennon se había reído de los discapacitados, a propósito.Reírse de los discapacitados En el diario The Independent, Lorena Bellamy, una portavoz de la Asociación Benéfica a la Discapacidad (Mencap) y que ella misma padece una discapacidad de aprendizaje, ha reconocido que el mensaje emitido tiene cinco décadas de antigüedad, pero lo ha definido como “chocante y doloroso de ver”.

1f3b9e5b1b36fac72191a80951650b3d

John Lennon jamás hizo un vídeo riéndose de los discapacitados, como sugiere el programa basura. Estaba tan nervioso, tan acojonado, que para quitarse presión hacía tonterías y se ríe de sí mismo, como si fuera tonto o gilipollas. Todo el que sabe los Beatles sabe ese aspecto de su personalidad.

John Lennon estaba tan nervioso, tan muerto de miedo que sólo dejaba a Paul que hablara. Ambos estaban presos del “miedo escénico” al enfrentarse por primera vez con un público que no era británico, como cuatro paletos de Liverpool, en la capital del país más poderoso de la tierra.A Paul que le temblaban hasta las palabras. Paul pedía palmas y John Lennon imitaba a Paul, como si fuera un tonto, porque no podía dejar de hacer algo, lo que fuera. John no quería abdicar de ser el líder del grupo.

El famoso primer concierto de los Beatles en Washington se filmó por la CBS en el Coliseum , donde jugaban partidos de hockey sobre hielo. Los Beatles llenaron , por supuesto, la ocho mil plazas . En la actualidad, el Coliseum, cerca de la Union Station , se utiliza como un lucrativo parking bajo techo.

Un Coliseum circular Los Beatles empezaron a tocar a las ocho y media de la noche. Afuera estaba nevando. Los teloneros fueron los Righteous Brothers, el dúo femenino Las Caravelles y Tommy Roe . Iban a actuar las Chiffons , el grupo femenino.

Pero las tormentas, ventiscas y el frío de Washington no las dejaron a aterrizar en el aeropuerto de la capital. Por eso los Beatles tuvieron que viajar de Nueva York a Washington en tren.

beatles_washington_coliseum_closed_circuit

Curiosamente, las Chiffons era uno de los grupos de chicas que le gustaban a George Harrison. Tanto le gustaron que fue condenado por plagio de My Sweet lord , de la canción He's so fine de las Chiffons. A George le costó más de diez millones de dólares recuperar los derechos del tema.

A la tercera canción del concierto de treinta y cinco minutos de duración, Paul presentó al grupo. Estaba tan nervioso que sólo le ocurrió decir que la audiencia tocara las palmas y que hicieran ritmo con los pies. John hizo el lelo y tocó las palmas como un tonto mientras pegaba con su pie derecho al suelo.

Y sonó I saw her standing there , que cantaba Paul, porque la canción era suya. Ni Paul habló más ni John hizo más el tonto, hasta la décima canción del concierto, en que Paul quiso darle fasto a su nuevo éxito I want to hold your hand. Estaba nerviosísimo. Repitió dos veces “America”, como si Washington no fuera América.

Una vez más, John Lennon, mientras tanto, hacía el tono con las mismas palmas y el pie derecho golpeando el improvisado ring de boxeo en que tuvieron que tocar los Beatles, mientras que a cada canción Ringo tenia que cambiar el sentido de su batería, que estaba encima de una plataforma giratoria que fallaba constantemente.

ringo

Los Beatles sin querer también inventaron el escenario circular, en el centro del recinto. Algo que suelen hacer U2, Muse y los nuevos grupos cuando tocan en grandes recintos.

El concierto terminó en medio del histerismo de las fans, con una espléndida versión del Long Tal Sally del gran Little Richard. Antes de las diez de la noche, los Beatles tuvieron que ir a una recepción en la Embajada Británica de Washington.

El “premier” inglés Alec Douglas Home estaba en Washington en aquellos momentos, pero no quiso presentarse en la fiesta no fuera que le relacionasen con semejantes melenudos indecentes. Un mechón de tu cabello Durante la fiesta, una esposa sin identificar de un miembro del cuerpo diplomático inglés, provista con una pequeñas tijeras , se atrevió a cortarle un mechón de cabellos a Ringo Starr por la espalda y sin previo aviso.

The Beatles soon after their arrival in Washington, USA, playing in the snow outside the Coliseum where they were scheduled to perform before a sell-out audience, 13th February 1964. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

soon after their arrival in Washington, USA, playing in the snow outside the Coliseum where they were scheduled to perform before a sell-out audience, 13th February 1964. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Se armó un grave incidente , en que John Lennon acabó insultando a semejante enjambre de parásitos diplomáticos e indecentes políticos. Los Beatles se escaparon a sus dos suites que tenían en la planta siete del Hotel Shoreham . A la mañana siguiente , muy temprano, volvieron a regresar a Nueva York, también por tren, donde le esperaban dos conciertos en el Carnegie Hall , porque a Brian Epstein, el manager de los Beatles, le hacía ilusión que unos melenudos de Liverpool tocaran en uno de los templos neoyorkino de la música clásica. Brian Epstein había dejado filmar a la CBS el concierto gratis. Sin embargo, la CBS vendió los derechos a una cadena de cines .

lostconcertbanner

Un mes después , The Beatles: Direct from their First American Cconcert se pudo ver en circuito cerrado, en más de 500 cines en todos los Estados Unidos. Como el concierto era corto, implementaron otro concierto de los Beach Boys y otro de Lesley Gore, la “reina” de Its my party , producida por Quincy Jones.

La película de aquel concierto se perdió entre el humo de los tiempos. Sólo volvió a aparecer en el año 2005 , cuando apareció un rico postor en una importante subasta. Se sospecha que fuera el mismísimo Paul Mc Cartney, gran coleccionista de cosas de los Beatles , el que pagara una enorme cantidad de dinero por la cinta original.

Ahora el concierto ha vuelto a resucitar con una acusación absolutamente falsa típica de “libelo”.John Lennon, lleva además 35 años muerto y ni siquiera puede decir ni pío. Es una acción cobarde. Además, se acusa y utiliza utiliza a un hombre como John Lennon que encima compuso All you need is love. Increíble. Vivimos en la sociedad más tonta de todos los siglos. Lo dicen las propias redes sociales.

El concierto completo de Washington:

http://dai.ly/xodme9