JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU EXTRAÑA AMISTAD

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD

La historia de la divina relación entre Dylan y Lennon acaba con el tema “Roll on John, una pequeña obra maestra de Bob, su última canción escrita y publicada.

En los primeros días del mes de septiembre del año 2012, Bob Dylan lanzaba su trigésimo quinto disco. Un álbum inquietante al que había puesto el nombre de “Tempest”, mismo título que la última obra escrita de Shakespeare.

Se difundieron rumores de que era su último álbum, su obra de despedida, su canto del cisne. Los analistas del genio de Minnesota se asustaron.

La portada del disco era enigmática y hasta cierto punto disparatada. Era la foto de una Athena, una imagen de una fuente que se encuentra en el parlamento austriaco en Viena.

Bob Dylan deslizó la idea que la última obra de Shakespeare se llamaba “The Tempest no tan sólo “Tempest” y que la canción del disco estaba dedicada al Titanic.

Pero lo cierto es que “Tempest” es todavía su último álbum de nuevas canciones , porque el reciente tributo laudatorio a Frank Sinatra, tan siniestro como mediocre, no contiene nuevas canciones de Dylan.

Y aún algo más extraño todavía : la última canción del disco se llamaba “Roll on John”, un increíble, bello, controvertido y magnífico tributo a su viejo amigo John Lennon. Mas de siete minutos de canción, tomada como un homenaje al fundador de los Beatles.

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD
Para los especialistas, Dylan no tuvo una amistad profunda con John Lennon. Es más, Bob Dylan sólo estuvo seis días en su vida con el genio de los Beatles.

Pero en tan escaso tiempo, tan milimetrado , siempre se relacionaron oníricamente, como dos hermanos, como dos genios, con una extraordinaria química.

Me contó Paul Mc Cartney que desde un primer momento intimaron, que trataban de retorcer un increíble humor negro del uno al otro . Hasta el año 1980 en John estuvo vivo, hablaban bastante por teléfono, salvo en los último cinco años de John de reclusión en los Dakota. Por cierto, Paul me contó que Dylan le pidió una colaboración entre ambos.

Efectivamente, Bob realizó hace poco una versión de “Things we said today” de Paul, en los tiempos de los Beatles. Pero la colaboración entre Paul y Bob jamás se ha producido. De momento.

La extraña amistad entre John y Bob se aprecia considerablemente en el documental “Eat the Document”, dirigido por D.A. Pennebaker, que la cadena de televisión ABC nunca quiso emitir, por ser demasiado parecido a la película “Don´t look back”.

La conversación que mantienen John y Bob, en plena resaca, tras una noche de juerga, es auténticamente maravillosa y surrealista. Se puede ver en You Tube, incluso el metraje que no apareció en el único estreno del documental, aunque parte del material lo utilizó Martin Scorsese para su película sobre Dylan, “No Direction Home” .

Esta es el metraje perdido e inédito entre Bob y John:

 

EL PANEGIRICO A JOHN

Pero intriga mucho que en la canción tributo , casi un maravilloso panegírico a John Lennon, incluyese un recordatorio a la “esclavitud”. ¿Por qué?.

Hace unos cuatro años, Bob Dylan estaba deslumbrado por el poeta John Greenleaf, escritor cuáquero y creativo abolicionista. También,porque en una de la últimas giras , a Bob le impresionó el puerto de Liverpool, como el gran puerto esclavista del mundo occidental .Pudo comprobar cómo algunas calles, tales como Hartman Street o Tarleton Street recordaban aquellos tiempos.

Pero era también el puerto de la emigración irlandesa hacia los Estados Unidos. Seguro que John y Bob hablaron sobre el tema de la esclavitud, de la emigración y cuando a John ,la administración de Nixon, le negaba una y otra vez, una visa de estancia en los Estados Unidos.

En favor de John, Bob Dylan escribió una carta maravillosa al Servicio de Emigración norteamericano en 1972 , pidiendo su visa , con estas frases: “Su arte inspira,trasciende y estimula. Dejen que John se quede en los Estados Unidos”. La respuesta de Nixon fue deportarlo y dejar la situación de Lennon en los tribunales.

Nueva York, Manhattan , la ciudad por la que luchaba John para poder quedarse , me decía Yoko que le gustaba mucho a Lennon , porque le recordaba a Liverpool, como otra ciudad portuaria. Y fue en Nueva York donde Bob y John se conocieron por primera vez. Donde Dylan introdujo a los Beatles al consumo de cannabis. Fue en el hotel Delmonico, cerca del Museo de Arte Moderno, el 28 de agosto de 1964.

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD
El periodista y escritor Al Aronowitz les presentó, en la suite de Dylan. Alguien sugirió beber vino, pero Dylan fue más directo y sugirió fumarse unos porros. Las caras de los Beatles fueron de estupefacción, pero John quiso seguirle la corriente a Dylan, mientras que este decía: “Vosotros cantais “I get high, I get high”. John se moría de la risa y le dijo que no, que lo que cantaba no era “I get high”, sino “I can´t hide”. Bob se refería al primer gran numero uno de los Beatles en América, «I want to hold your hand”, que siempre le encantó por su perversa sencillez, según confiesa en sus memorias, “Crónicas”.

A partir del primer porro y de esa histriónica anécdota, John se hizo muy amigo de Dylan. Los Beatles pasaron tres horas con le aquella suite. Fue una fiesta privada maravillosa. John no volvió a ver a Bob hasta el 9 de mayo del año siguiente, es decir, 1965. En aquellas fechas , los Beatles estaban rodando en los estudios Twickenham , su segunda película, “Help” . Lennon ya había grabado su “You’ve Got to Hide Your Love Away”, donde cantaba como Dylan, disparaba palabras como Bob y era como un alumno magnífico.

A pesar del cansancio del rodaje, John acudió a ver a Bob a su actuación en el Royal Albert Hall . John viajó en la “limousine” de Dylan, acabado el concierto , hacia la suite de Bob en el hotel Savoy. Estaban acompañados por la cantante Alma Cogan e,inesperadamente el poeta Allen Ginsberg, que había conectado francamente bien con Bob, pero todo lo contrario con John , que incluso llegaron a tener serías discusiones. John se molestó muchísimo, cuando en plan intelectual, Ginsberg le preguntó si conocía a William Blake , el “beatle» le dijo que no, para tomarle el pelo o hacerse el ignorante. Cynthia la esposa de John, que también estaba allí con ellos, metió la pata y dijo:”Oh, John, eres un embustero. Por supuesto que lo conoces” . Dylan se moría de la risa, pero John no pudo convencerle de que se fuera con él a Dolly´s, el club nocturno de moda , en aquellas noches londinenses. John se fue de juerga con el resto de los Beatles.

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD
Justo un año después, Bob Dylan se la jugaba con dos conciertos históricos en el Royal Albert Hall , los días 26 y 27 mayo de 1966 . Estaba inmolándose y se jugaba todo su prestigio. Se encontraba en plena época revolucionaria , al cambiar de acústico a su lado más pervertidamente eléctrico , como había escandalizado en el festival de Newport.

Además, llegaba a Londres, acompañada de su nuevo grupo, los formidables The Band. Pero aquello era como una perversión y una traición, según los fieles “folkies” de Dylan.

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD

EL BOB ELECTRICO

Ni a Ringo ni mucho menos a Paul les gustaba Dylan. Paul jamás soportó la voz y el timbre del gran rey del folk. La primera noche que pasó Bob en Londres, en el hotel Mayfair, se despachó con ellos, con una buena ronda de clubs nocturnos.

Pero sólo su amigo John y su nuevo “hermano” George acudieron al segundo concierto de Dylan en el Albert Hall. Fue el mejor concierto. Hay video y disco de la actuación. John se entusiasmó tanto con la actuación de Dylan , que le convenció para que le acompañara a su mansión en Kenwood, en Weybridge.
Allí pasaron la noche. Sólo ellos saben la cantidad de porros y alcohol que consumieron. Pero debió ser una noche generosa , porque en la limusina de Bob, camino a su hotel londinense , el estado catatónico y de embriaguez era más que patente.

La insólita conversación , en plena resaca, se le ocurrió filmarla a Pennbaker y grabada por el que luego sería cantante Bobby Neuwirth.

John parecía muy interesado en los Mamas and Papas, porque sobre todo se había enamorado de la belleza de Michelle Philips, pero hablaron también del revolucionario Barry Mc Guire, y del ídolo de Bob, Johnny Cash.
De aquella hilarante conversación sólo se conserva, porque el cineasta Pennbaker hizo una película propia , a la que llamó “You know something is happening”. La última noche, Paul Mc Cartney se unió a la fiesta y todos fueron juntos al club Dolly´s.

John no volvió a ver a Bob hasta tres años después, el mes de agosto del año 1969. George Harrison le hizo un gran recibimiento a Bob , en Portsmouth , el día 26 de agosto.

Bob tenía aerofobia y había viajado en barco desde Nueva York. Meses antes, George los visitó en Woodstock, donde vivían . Haber llegado con la familia, en crucero, era lo mejor, porque su esposa Sarah estaba embarazada.

George le había alquilado una casa especial en la Isla de Wight , donde iba a actuar en su gran festival. El lugar era una granja , llamada Foreland. Tenía hasta pista de tenis . Existen fotos en que se ve a George y Bob jugando al tenis, algo surrealista.

Dos días después llegó John para ver la actuación de su amigo.

Le acompañaba Ringo. Paul se “había salvado”, porque dos días antes, su mujer Linda, le había dado su primera hija, Mary. George, John y Ringo vieron la impresionante actuación de Dylan , con The Band . Como Keith Richards, Eric Clapton , Elton John y Jane Fonda, que eran algunos de las ciento cincuenta mil personas que disfrutaron del mejor Dylan de todos los tiempos, posiblemente.

Tras la actuación, George llevó a John y Ringo a la granja alquilada y los tres juntos le pusieron un acetato del nuevo álbum de los Beatles, “Abeey Road” , que acababan de terminar. Hubo una fiesta para celebrar el éxito de Bob y el disco de los Beatles.

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD

PAVO FRIO PARA JOHN

Antes que apareciera «Abbey Road», John ya estaba obsesionado con su carrera en solitario. Como dijo él mismo, “mataba” por que Dylan apareciera en una de las sesiones de su nuevo y primer álbum en solitario.

Nadie sabe como , pero John convenció a Dylan para que viajara al día siguiente a su mansión de Tittenhurst , en Ascot. La casa inmortalizada en toda la grabación del álbum “Imagine”.

John se puso al piano en el estudio y le enseñó los acordes de “Cold Turkey” , su nueva canción sobre la heroína , con la que en que aquellos días estaba metido.

Nadie sabe lo que pasó. Pero Dylan no quiso ponerse al piano-lo que quería John- ni tocar la guitarra. Es posible que no le gustara la canción. John había tratado de meterla como sencillo de los Beatles y Paul le había convencido para que no se integrara en la música del grupo. El caso es que para John fue una enorme decepción. Su gran amigo Bob no iba a tocar en un disco suyo ni lo haría nunca.

Con el tiempo, se ha sabido que la excusa que puso Dylan para no involucrarse en el tema, fue que Sarah estaba embarazada y muy cansada aquel 1 de septiembre de 1969, tras el enorme éxito en el Festival de la Isla de Wight.

Salvo error u omisión , John jamás volvió a ver a Bob. Aunque habló con él por teléfono, en ocasiones. La complicidad, el sentido de la ironía, la amistad era celestial , divina , poco terrenal.

Inopinadamente, aquel mes de septiembre de hace tres años , conocimos la canción “Roll on John”. Dylan hacía referencias a “A day in the life”, “Come together” y su devoción por su viejo amigo Lennon al que le suplicaba :

“Haz brillar tu luz, sigue adelante. Ardiste con tanto brillo. Vamos, John”.
Preciosa.

LETRA DE “ROLL ON JOHN” DE BOB DYLAN
A SU AMIGO JOHN LENNON

Doctor, doctor tell me the time of day
Another bottle’s empty, another penny spent
He turned around and he slowly walked away
They shot him in the back and down he went

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

From the Liverpool docks to the red-light Hamburg streets
Down in the quarry with the Quarry men
Playing to the big crowds, playing to the cheap seats
Another day in the life on your way to your journey’s end

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

Sailin’ through the trade winds bound for the south
Rags on your back just like any other slave
They tied your hands and they clamped your mouth
Wasn’t no way out of that deep dark cave

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

I heard the news today, oh boy
They hauled your ship up on the shore
Now the city gone dark, there is no more joy
They tore the heart right out and cut him to the core

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

Put on your bags and get ‘em packed
Leave right now, you won’t be far from wrong
The sooner you go the quicker you’ll be back
You’ve been cooped up on an island far too long

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

Slow down you’re moving way too fast
Come together right now over me
Your bones are weary, you’re about to breathe your last
Lord, you know how hard that it can be

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

Roll on, John, roll through the rain and snow
Take the right-hand road and go where the buffalo roam
They’ll trap you in an ambush before you know
Too late now to sail back home

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

Tyger, tyger burning bright
I pray the Lord my soul to keep
In the forests of the night
Cover ‘em over and let him sleep

Shine your light
Movin’ on
You burned so bright
Roll on, John

JOHN LENNON, BOB DYLAN Y SU  EXTRAÑA AMISTAD

EN ESPAÑOL

Doctor, doctor dígame qué hora del día es
Otro botella está vacía, otro centavo gastado.
Él se dio la vuelta y se alejó lentamente
Le dispararon en la espalda y hacia abajo marchó.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Desde los muelles de Liverpool a las calles rojas de Hamburgo
Por las canteras con los Quarrymen
Tocando para las grandes multitudes, tocando para los asientos baratos
Otro día en la vida en tu camino al final del viaje.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Navegando a través de los vientos alisios con destino al sur
Con andrajos en tu espalda igual que cualquier otro esclavo,
Ataron tus manos y sellaron tu boca
No había manera de salir de esa cueva oscura y profunda.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Escuché las noticias hoy, oh chico
Arrastraron tu barco hacia la orilla.
Ahora la ciudad se ha oscurecido, ya no hay más alegría,
Arrancaron su corazón y lo cortaron hasta la médula.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Toma tus maletas y llena tu equipaje

Vete ahora, estarás lejos de equivocarte.
Cuanto antes te vayas, más rápido has de volver
Has estado encerrado en una isla demasiado tiempo.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Reduce la velocidad, te estas moviendo demasiado rápido
Juntémonos ahora, ven cerca mío
Tus huesos están cansados, estás a punto de dar tu último aliento
Señor, tú sabes lo difícil que puede ser.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Vamos John, vamos a andar bajo la lluvia y la nieve
Toma el camino de la derecha y ve donde los búfalos pastan libremente.
Te van a atrapar en una emboscada antes de que te des cuenta,
Ahora es demasiado tarde para navegar de vuelta a casa.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

Tigre, tigre ardiendo con tanto brillo
Le ruego al Señor que cuide mi alma
En los bosques de la noche
Cúbrelo y déjalo dormir.

Haz brillar tu luz,
Sigue adelante,
Ardiste con tanto brillo,
Vamos John.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. Anónimo dice

    4

  2. Anónimo dice

    4.5

  3. Julio dice

    Muy interesante nota con esos videos caseros muy bueno y que hablarian John y Bob en ese auto? Jaja

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.