ee815059

Mirando atrás con amor

El ex violinista y bajista de ha publicado un vídeo en homenaje a su ex compañero de grupo aprovechando que se cumple estos días el primer aniversario de su fallecimiento.

En realidad la canción no es nueva, se trata de una regrabación de “If You Were Still Around”, uno de los temas de su álbum de 1982 “Music For a New Society” y en el vídeo parece no rendir solamente tributo a , sino a todos sus viejos amigos desaparecidos de la época Velvet: Nico, Eddie Sedgwick, Sterling Morrison, Andy Warhol…

En un comunicado, escribió: “pensando en Lou”.

Y  también compartió una parábola, bastante críptica, aparentemente en referencia a Reed:

“Una polilla y una vela se reunieron. Decidieron convertirse en amigas. Todo el mundo disfrutó viendo su discurso, especialmente los medidores de riesgo. Hasta que un día vino una gran lluvia. La polilla no podía volar y la vela se apagó. Todos se rieron en amargo asombro y culparon a la lluvia. La mayoría sin embargo sabía la verdad más profunda: la vela permanecerá encendida y la polilla estará a su lado.”

pic-1_ad_pop

¿la polilla y la vela?

“If You Were Still Around”, es un buen tema con tan sólo voz, palmas, un órgano de iglesia y ritmos sintéticos, sin embargo lo más significativo es el vídeo que la acompaña, donde se puede ir viendo desfilar a sus compañeros caídos.

“Si estuvieras todavía aquí, te abrazaría. Te sacudiría por las rodillas, te soplaría aire caliente en los dos oídos”, dice en la letra. Un bonito recuerdo a una de las leyendas más importantes e influyentes de la historia del rock and roll, y uno de sus principales revolucionarios: The Velvet Underground.

Lou+Reed++John+Cale+Lou+John+and+Andy

John y Lou se ríen con Drella

Todavía resuenan las palabras de Cale de hace apenas un año, cuando tuvo noticia de la muerte de Lou Reed:

 “Las noticias que más temía, palidecen en comparación con el nudo en la garganta y el hueco en mi estómago. Dos chicos tienen un encuentro casual y, 47 años después, luchamos y amamos de la misma manera. La pérdida de cualquiera de los dos es incomprensible. No hay valor de reposición, sin rellenos digitales o virtuales … Estoy roto ahora, para siempre. A diferencia de otros con historias similares, tuvimos lo mejor de nuestra furia trazado en vinilo para que el mundo echase un vistazo. Las risas que compartimos hace apenas unas semanas, me recordarán siempre todo lo que era bueno entre nosotros.”