jessica-chastain-covers-british-gq-january-2013-04

Es el nuevo fenómeno de Hollywood y Broadway. El show business nunca había asistido a esta irresistible ascensión, en un año glorioso, de una excelente actriz que ya tiene 35 años, a la primera estrella que se hace a si misma la competencia con dos películas recién estrenadas en la lucha por el number one de la taquilla.

Primero fue “La noche más oscura”, la polémica película de Katryn Bigelow sobre la captura y asesinato de Bin Laden, que ya le ha valido el Globo de Oro a la mejor actriz. Y probablemente también se lleve el Oscar dentro de unos días porque es la favorita. Y cuando el film de Jessica está en el número 2 de taquilla, llega el estreno ya con mucho ruido de “Mama”, un “thriller sobrenatural”, como la definen los americanos, que es medio española gracias a las buenas influencias de Guillermo del Toro.

¿Y que hace “Mama”? Pues, ante la sorpresa general, la modesta peli prácticamente independiente que sólo costó 15 Millones de $, se coloca en el número 1 y Jessica se bate a si misma en un hecho insólito. Ya lleva recaudados 50 M$ y las buenas críticas y el gran boca a boca, la colocan como un hit mundial. O sea, uno de los grandes negocios del año.

Pero es que la chica que no quería ser estrella, en New York hace triplete! O sea, que se le puede ver en dos películas… y en Broadway. Es el no va más. La buena estrella y el olfato que tiene Jessica, le lleva a que ocurra un hecho sin parangón en la historia. Porque la mujer de “pelo de fuego y piel de nácar”, como la definía hoy un diario americano, quiso debutar en Broadway, como toda buena actriz que se precie.

Y su vehículo no era fácil para una primeriza en tan arriesgado salto. Hacer nada menos que “La Heredera”, un título legendario de la historia del cine en blanco y negro, con una creación inolvidable de Olivia de Havilland, tenía su peligro.. Sin olvidar a Montgomery Clift, que ese éxito le aupó al estrellato. Antes de ser una de las mejores películas de William Wyler, fue una novela corta del ya olvidado Henry James. Se llama “Whasington Square”. Y en la adaptación teatral antes del cine, ya le cambiaron a su afortunado título.

El caso es que Jessica triunfa totalmente también Broadway. Acaba ya su heredera dentro de dos semanas y como llena el teatro, se habla de una prórroga. No parece muy probable porque la pelirroja tiene que rodar dos nuevas películas.

Su historia personal es fantástica. Lo contrario de la cenicienta que le ha salido ahora al encuentro. Es californiana, de Sacramento. Los padres, clase obrera pura. Su padre, apaga incendios en los bosques. Y su madre es cocinera en un restaurante vegetariano. Es también “vegana”, que es una variante de ese estilo de comida porque eres vegetariana hasta la médula. Y por lógica, Jessica también es vegana.

No es guapa, pero si muy atractiva. A sus 35 años parece mucho mas joven. Y tiene clase y cierto estilo. Y, sobre, le ama la cámara. Ese milagro de la fotogenia que nacie puede explicar, Todos hablan de una gran personalidad y es ella la que toma decisiones en su ahora estelar carrera. De muy joven, se fue a la Gran Manzana, para aprender el oficio desde abajo. Que es como mejor se aprende. Escuelas de teatro, mucho experimental y Off-off Broadway, hasta que poco a poco se fue haciendo un interesante camino con mucho prestigio.

Pequeños papeles en el cine, algunas series de TV…hasta que en el 2011… llegó su momento. ¡Rodó nada menos que 7 películas! Y entre ellas dos básicas para su salto: “The Help” y “El árbol de la vida”, compartiendo cartel nada menos que con Brad Pitt y Sean Pean. El film del director de culto Terrence Malick ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes, y fue considerada por los críticos especialistas como una las cien mejores películas de la historia del cine. “The help” le dio los primeros premios de interpretación.

Hizo encantada la peli con su amiga Kathryn sobre Bin Laden que tantos premios y compensaciones le están proporcionando. Pero tuvo muchos problemas para rodar “Mama”. Su agente no le dejaba. Era una aventura Indie, con un director argentino desconocido- de hecho, este es su debut en el largo- y con el peligro de que la gente creyese que  fuera una de esas historias de terror para “teens”, que dan pasta pero desprestigian.

Sin embargo, la intuitiva nueva estrella escuchó a Guillermo del Toro. Guillermo tiene el bagaje de aquella preciosa historia del fauno en su laberinto. Y en Hollywood eso cuenta mucho. Ella fue la que tuvo que convencer a su manager para hacer la película. “Mama” parte de un corto que tuvo éxito hace creo que 4 años y que fue dirigido y producido por el argentino Andrés Muschietti y su hermana Bárbara. Vivan y trabajaban en Barcelona. Y fue Guillermo del Toro el padre y padrino del proyecto. Y el elemento básico para que Jessica hiciera la protagonista. Y el hit de taquilla de ahora. Y el que habrá dado acción y luz al novato director.

Del Toro consiguió hasta que Jessica fuese… morena. Está casi irreconocible, pero el mejicano lleno de talento seguro que tenía sus motivos estéticos. El film se rodó en Canadá con un bajísimo presupuesto -un poco más que cualquier español- y es una coproducción entre Canadá y España.

En su vida personal, Jessica es muy prudente. Tuvo un romance con un actor conocido y dijo que “nunca más con un compañero”, por la persecución de los paparazzi. Pero rompió esa promesa. Ya había rumores, pero en la noche de su triunfo en Los Globos de Oro, llegó acompañada de su nuevo chico: un excelente actor inglés con muy buena pinta y es nada menos que el prota de “Caballos de guerra”, el film de Spielberg. Se llama Tom Hiddleston y ya había estrenado el papel en el Teatro Nacional londinense. O sea, talento con talento. Por eso la nueva cenicienta encontró a su príncipe y parece que el romance va viento en popa.

Y esta es a grandes retazos la historia maravillosa de la estrella del año. Y como parece que tiene cabeza, además de unas dotes especiales para dedicarse a esta difícil carrera, la mujer de pelo de fuego y piel de nácar nos dará muchos días de cine y rosas, de los que estamos tan huérfanos. La heredera de las grandes divas de Hollywood seguirá siendo por encima de todo una actriz. Espero que no rompa su nueva promesa.