A la octava canción, con una buena versión de All down the line, Mick Jagger anunció su guitarrista favorito de todos los tiempos, Jeff Beck, sólo para chinchar un poco a Keith Richards, con una buena I´m going down