Ha sucedido en el Madison Square Garden. Cuando llegó ‘Dancing in the dark', Bruce Springsteen sacó a su madre Adele y a su pequeña sobrina a bailar con él. El video de la canción con aquella desconocida Courtney Cox ha tenido otros sucesores.