JEAN MICHEL JARRE, EN EL MONASTERIO DE LIEBANAMás de 6.000 personas ‘vibraron’ , en Santo Toribio de Liébana con la música de Jean-Michel Jarre, que ofreció en la explanada del monasterio un espectáculo de luz y sonido con el que “conectó con el mundo”.

Precisamente, la sesión del artista internacional arrancó a las diez de la noche con música espiritual y una sucesión de imágenes del monje Beato de Liébana y de ilustraciones de su obra más famosa -‘Comentario al Apocalipsis’, escrita en el siglo VIII-, dentro de la parte específica del concierto creada por el Jubileo. El objetivo era resaltar la idea de permanencia del templo religioso, un lugar que “existía antes de nosotros y que seguirá existiendo después”, como manifestó el propio Jarre el pasado marzo en Potes, donde presentó ‘The Connection Concert’.

A lo largo del concierto tocó desde un arpa láser hasta un ipad, e interpretó, junto a sus inseparables gafas de sol, temas como ‘Ethnicolor’, ‘Heart of noise’, ‘Automatic’, ‘Circus’, ‘Exit’ o ‘Conquistador‘, que acompañó con los sonidos de la guitarra eléctrica tocada por él mismo.

“Is everything ok?” (¿va todo bien?), preguntó al público al terminar este tema. Jarre, que se dirigió varias veces a los asistentes, en inglés Y español (en este último idioma para saludar y dar las gracias) comparó en ese momento del concierto la música con una paella. “Y esta es mi cocina”, sentenció desde el escenario, justo antes de colocarse una microcámara en las gafas, a través de la cual mostró a los espectadores “todo” lo que él hace al tocar un tema, utilizando ‘Oxygene 8’ de ejemplo.

La actuación siguió con ‘Zero Gravity’, agradecimientos y vivas (“¡Viva España!” y “¡Viva Cantabria!”, en concreto), que dieron paso a su vez a la presentación de los músicos del escenario, a cargo de un Jarre que no escatimó al pedir al público más aplausos para sus compañeros. Todos ellos habían sido precedidos de una sesión de DJs de tres horas de duración.

Prosiguió con ‘Souvenir of China’, tema con el que cabe recordar que el compositor francés fue el primer artista occidental en actuar en la China comunista.

‘Inmortals’ dio paso a ‘Oxygene 19’, y ésta a su vez a ‘Brick England’, la canción de Jarre y los ‘Pet Shop Boys’ con la que el francés quiso, también en este concierto en Liébana, rendir un homenaje a la “gente normal”. La compuso, dijo, para que “se baile y se divierta”. A este tributo siguieron otros temas, como ‘Equinoxe 4’, ‘Zoolooklogie’ o ‘Glory’.

“Con un “see you soon”  y un “take care” , Jean-Michel Jarre, experto en conciertos multitudinarios al aire libre, se despidió, al filo de la medianoche , tras casi de dos horas de actuación.

ESTO ES LO QUE SE OYO:

Ethnicolor

The Heart of Noise, Part 1

The Heart of Noise, Part 2

Automatic, Pt. 2

Oxygène 2

Circus

Web Spinner

Exit

Équinoxe 7

Conquistador

Oxygène 8

Zero Gravity

Souvenir de Chine

Immortals

Oxygène 19

Brick England

The Architect

Herbalizer

Oxygène 17

Équinoxe 4

Glory

The Time Machine

BISES:
Oxygène 4

Zoolookologie

Stardust