A veces es mejor seguir la ruta de una mujer, de una esposa importante. Eso es lo que ha decidido Jamie Hince, buen músico de , de gira por Europa, aunque no coincide con ella. Pero Jamie acepta con resignación acudir a París por la carrera de su esposa Kate Moss y “sufrir” un poco en el hotel Ritz de la Place Vendome.